Cómo afectan las criptomonedas al sistema financiero

0 7

El sistema financiero actual está innegablemente en decadencia. Cada vez cuenta con más rechazo por parte de la sociedad y cada vez se hace más palpable el hecho de que no es sostenible. La grave crisis del 2008 trajo consigo un nuevo activo llamado Bitcoin pensado para servir de resguardo en épocas de crisis y de paso para acabar con el sistema financiero actual tal y como lo conocemos.

Los bancos y los gobiernos tienen el control del dinero. También son estos gobiernos los que deciden si las criptomonedas pueden considerarse dinero o no. En definitiva este tipo de instituciones ya sean estatales o privadas tienen el dominio sobre la representación que tiene el papel moneda como medio de intercambio de valor. En las últimas décadas se ha acentuado el hecho de que estás instituciones no están llevando una correcta gestión de este poder monetario y los ahorradores suelen ser en la mayoría de los casos, por no decir en todos,  los que pagan las consecuencias.

El sistema financiero actual

Desde la desaparición del patrón oro en 1971 por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos el Dólar basa su valor únicamente en la legalidad. Todas las monedas nacionales que no tienen respaldo y por tanto carecen de valor intrínseco se consideran dinero fiduciario. Este tipo de dinero en realidad no vale más que el papel o el material de la moneda en la que están creados. Sin embargo, es el poder político unido al poder bancario el que les da usabilidad como activo de intercambio de valor.

El mercado Forex, especializado en el comercio de estas divisas, es el medio por el que el dinero fiduciario establece su valor relativo entre los distintos países y sus monedas nacionales. El valor de una divisa está por tanto directamente relacionado con lo bien o mal que vaya esa nación. Para ser concretos en como vaya su industria, su posición ante los avances tecnológicos, la calidad y cantidad de sus empresas, etcétera.

Una vez expuesto este trasfondo ya se puede entender cómo la flexibilización cuantitativa hace posible que grandes bancos tapen los agujeros de la economía parcheando esta mediante inyecciones de liquidez. Como no es necesario respaldar el dinero este puede ser impreso sin límites. Además ese dinero va a parar en primer lugar a los bancos, que son los que estipulan luego las tasas de interés y demás beneficios que obtendrán cuando presten ese dinero (si es que lo hacen) a la economía real y a las pymes. Cuanto más dinero hay en la economía menor valor tiene el dinero, por lo que la expansión monetaria y la inflación solo es buena en su justa medida, de lo contrario tiene como consecuencia un recorte drástico del poder adquisitivo de las personas.

sistema financiero

¿Qué papel juegan las criptomonedas?

Actualmente el papel que desempeñan las criptomonedas es de una relevancia muy pequeña. El sistema financiero tal y como lo hemos analizado en el punto anterior tiene todavía el total control del comercio y del mundo empresarial. Los proyectos basados en la tecnología ‘blockchain‘ están todavía en una fase muy temprana de implementación y de adopción. Además el mercado es muy pequeño, tiene muy poca liquidez y es tremendamente especulativo.

Visto así podía parecer que las criptomonedas, encabezadas por Bitcoin, tienen un papel nulo en el sistema financiero actual o en el del futuro. Lo cierto es que el papel de este dinero virtual es mucho más importante de lo que parece ser, y lo será aún más con el paso del tiempo. La razón es muy sencilla, las criptomonedas son una alternativa real a los mercados tradicionales que no ha existido en crisis anteriores.

Las criptomonedas como alternativa monetaria y de inversión

Las monedas basadas en cadenas de bloques son generadores de inversores como probablemente no ha habido nunca antes. Comprar criptomoneda es muy sencillo y se puede hacer desde muy poco capital. Esto hace que cualquier persona pueda entrar al mercado. Esta accesibilidad será una puerta grande por donde las personas entrarán cuando las monedas nacionales y el sistema financiero de sus países corra peligro. Ya hemos visto como algunos países sudamericanos han comenzado a adoptar las criptomonedas a medida que las personas han visto como sus ahorros pueden desaparecer o desplomarse de un día para otro y sin que ellos puedan hacer nada. La sensación de no ser dueños de nuestro propio dinero es una propiedad nata del dinero fiduciario y es algo que las criptomonedas solucionan de una forma muy eficaz.

sistema financiero

La crisis de deuda

La crisis de deuda tiene en jaque a la mayoría de economistas y es el gran miedo que propicia la posibilidad de un colapso del sistema financiero actual. La deuda pública que acumulan algunos países como España es del todo imposible de pagar y puede ser el desencadenante de un espiral de endeudamiento y suspensión de pagos que haga explotar en mil pedazos la economía. Por supuesto los bancos centrales no permiten ni permitirán que esto suceda y para ello toman diversas medidas que no son sino una solución temporal a un problema que cada vez se hace más grande.

Las criptomonedas, y en especial Bitcoin, puede hacer frente a este enorme problema gracias a su naturaleza deflacionaria. Los economistas más ‘pro-bitcoin’ defienden que la criptomoneda alcanzará valores de más de seis ceros una vez que el sistema actual colapse y las personas se redirijan a nuevos activos donde puedan almacenar su valor. Bitcoin será uno de esos activos junto a otros tradicionales como el oro. El sistema financiero basado en la impresión de moneda sin respaldo y el endeudamiento tendrá necesariamente que ser absorbido por un nuevo modelo financiero que sea sostenible en el tiempo y en el que las personas puedan confiar.

Conclusión

Las criptomonedas, al igual que el dinero fiduciario, tampoco tienen un respaldo real basado en algo material. Son activos digitales y volátiles. Lo que hace que tengan la capacidad de sustituir al dinero fiduciario entonces no es su valor intrínseco, sino la tecnología en la que están basadas. Gracias al avance tecnológico que supone la cadena de bloques son posibles las criptomonedas pero también muchas otras aplicaciones, todas ellas transparentes, descentralizadas y públicas. La principal cualidad de Bitcoin y las Altcoins, es por tanto, la confianza que ofrece a las personas que están bien informadas y conocen los fundamentos y los objetivos del criptomercado.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas