Todo sobre la Virtual Machine de Ethereum

0 4

Ethereum está considerada la madre de las criptomonedas porque muchos otros proyectos se han formado en su red. La mayoría se acaban independizando y creando su propia red principal. Otros sin embargo prefieren quedarse bajo la tutela de la segunda criptomoneda por capitalización. Ethereum es una pieza muy importante en este mercado y por ello merece la pena estudiar no solamente sus funcionalidades y características, sino también de alguna forma más profunda como trabaja su estructura principal. En este artículo vamos a responder: Qué es la Virtual Machine de Ethereum, cómo funciona esta maquina virtual y qué posibilidades ofrece.

¿Qué es la Virtual Machine de Ethereum?

Para comprender bien qué es la Ethereum Virtual Machine, primero hay que saber que es una máquina virtual en el sentido digamos tradicional del concepto. Ethereum es una innovadora tecnología que ha dado un vuelco a la forma en la que se entienden este tipo de máquinas virtuales. Por ello, remitirnos al origen siempre será bueno para entender de donde venimos, y hacia donde iremos cuando esta tecnología se acaba imponiendo en el mundo comercial y se produzca la adopción masiva.

Una Máquina Virtual es un programa cuya función es la de emular un equipo real. Es decir, se trata de una virtualización de ordenadores, con todas sus propiedades y características. Aunque parezca increíble esta simulación virtual puede recrear a la perfección las tareas que realizarían elementos físicos como una memoria RAM, o el propio procesador. También, por supuesto otros elementos como discos duros o tarjetas de audio o vídeo. Al final, se trata de hacer una copia exacta de un determinado equipo pero de manera virtual.

Máquina Virtual blockchain

¿Cómo funciona una máquina virtual?

Llegados a este punto es normal que te preguntes cuál es el método que usan para hacer posible la virtualización de sistema informáticos. La respuesta es a través de contenedores. Es decir, dentro de un contenedor se introducen una serie de funciones. Después, se puede interactuar con ellas a través de una interfaz que sirve como conector. El contenedor está cerrado con respecto al resto del sistema, lo que le ofrece unas cualidades de seguridad muy interesantes. Además, al tratarse de un sistema digital, su portabilidad es extremadamente más alta.

Las máquinas virtuales en general, y la Virtual Machine de Ethereum en particular, son una innovadora tecnología que permite, mediante software, la elaboración de sistemas muy flexibles y que ofrecen características sorprendes y exclusivas.

¿En qué consiste la Virtual Machine de Ethereum?

Ahora que ya sabemos exactamente qué es una máquina virtual podemos estudiar más en profundidad qué es y cómo trabaja la Virtual Machine de Ethereum. Sencillamente, se trata de la virtualización de un completo sistema, que permite mediante software la emulación de una serie de propiedades que corresponden a las cualidades y estructura de la propia cadena de bloques de Ethereum.

Esta tecnología, al ser la virtualización del propio equipo, es la que hace posible el propio funcionamiento de la plataforma. También, que se puedan usar sus capacidades y programar tanto las instrucciones como las propias transacciones o los contratos inteligentes.

La Virtual Machine de Ethereum y su lenguaje Solidity

En realidad todas las criptomonedas tienen un sistema virtualizado que está distribuido entre los nodos que conforman la red. No obstante, cada uno ofrece características únicas y en concreto la Virtual Machine de Ethereum nació superando por mucho las capacidades técnicas del propio Bitcoin. A este respecto la criptomoneda padre siempre tendrá su puesto de Rey del mercado por ser la pionera y representar el núcleo del espacio cripto. No obstante, Ethereum es un proyecto que permite la programación dentro de la red de manera mucho más sencilla, y por eso tienen usos de los que Bitcoin no dispone.

Concretamente se utiliza un lenguaje de programación de alto nivel llamado Solidity. Es a través de la utilización de este lenguaje como se crean los contratos inteligentes. Estas características es lo que realmente hace que Ethereum funcione como un sistema de información en el que se pueden programar e instalar todo tipo de aplicaciones. Por supuesto todos estos programas desarrollados se incorporan a la cadena de bloques y quedan registrados en el historial, por lo que la propia red sirve como sistema de almacenamiento en la nube.

Vitalik Buterin, conocido por ser el creador de Ethereum, fue quien tuvo la idea de crear una blockchain que tuviera un lenguaje con el que se pudieran hacer todo tipo de operaciones. Actualmente, la evolución de la Virtual Machine de Ethereum se está dando gracias a los cientos de personas en todo el mundo que trabajan en su protocolo, puesto que es un activo descentralizado y con su propio algoritmo de consenso sin un poder central.

criptomoneda Ether

Los contratos inteligentes descentralizados en Ethereum

Actualmente existen entornos de desarrollo que ofrecen una mayor versatilidad al lenguaje Solidity y permiten trabajar con otros lenguajes. Son implementaciones o extensiones, algunas oficiales y otras creadas por la propia comunidad. A la hora de crear aplicaciones en la Virtual Machine de Ethereum habría que seguir estos dos sencillos pasos:

  • Programar las condiciones que tendrá el contrato inteligente.
  • Programar las maneras en la que se podrá interactuar con dicho contrato.

La ejecución de los contratos inteligentes requiere de consumo de espacio de memoria, así como de otros recursos como la RAM o la propia CPU, que aunque estén virtualizados siguen funcionando como si se tratara de un equipo físico. Por ello, aunque la máquina virtual de Ethereum es extremadamente potente, el consumo de recursos lleva implícito un coste. Es decir, habrá que pagar una comisión por interactuar con los contratos inteligentes, al igual que también se paga por realizar transacciones. Estas recompensas las reciben los mineros que son los encargados de mantener la red segura.

Toda transacción, interacción, o cualquier operación que se realice con Ethereum sigue el proceso mencionado y se realiza a través de la máquina virtual. Una vez que se ha realizado la acción concreta, todo queda registrado en la blockchain de Ethereum, donde quedará guardada para siempre en un bloque determinado.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.