Proof of Burn ¿Qué es y cómo funciona?

0 14

En el mundo de las criptomonedas y de la tecnología blockchain existen diferentes protocolos de consenso. Estos protocolos definen las reglas con las que se consiguen nuevas monedas y como se produce la gobernanza. El más conocido es el de ‘prueba de trabajo’ que es el que utiliza Bitcoin. Sin embargo, otros proyectos han elegido un protocolo más novedoso conocido como ‘Proof of Burn’, el cuál analizaremos en este artículo.

El término de ‘Proof of Burn’, en Español, se podría traducir como prueba de quemado. Es un protocolo cuya idea existe desde 2012 y que consiste en un proceso de minería que produce la quema de algunos de los ‘tokens‘ siguiendo unas reglas específicas, de acorde con las características del proyecto.

Proof of Burn. Definición y características

Como hemos comentado, la prueba de quemado es un protocolo de consenso que trabaja sobre algunas blockchains. Tiene una serie de aspectos comunes con los sistemas de prueba de trabajo y de prueba de participación, aunque también tiene grandes diferencias.

Para entender bien cómo funciona el ‘Proof of Burn’ hay que comprender primero en que consiste la minería de criptomonedas.

Prueba de trabajo

En el caso de la prueba de trabajo, es la más conocida puesto que consiste en la inversión de equipos físicos que realizan la tarea de resolver problemas y confirmar los bloques. En este caso existe una inversión en energía eléctrica que es además uno de los principales inconvenientes que se le achacan a la red de Bitcoin.

Además, con la crisis de los chips, se ha acentuado aún más la sensación negativa que se tiene sobre este proceso de minado y esta forma de consensuar la red, ya que muchos culpan a la minería de la subida de los componentes, en lugar de mirar al sistema financiero y al aumento del precio de los commodities debido a la inflación.

Prueba de participación

Por otra parte, estaría el protocolo de prueba de participación, el cuál no requiere de minería. Este otro sistema de consenso ha sido adoptado por proyectos muy importantes que esperan poder tener altos índices de escalabilidad y sostenibilidad en el tiempo.

Especialmente está siendo usado o será implementado en breve por cadenas de bloques que están orientadas al mundo empresarial y al de los contratos inteligentes.

Para ganar criptomonedas mediante este protocolo, al no existir la minería, se sustituye este concepto por el de ‘staking‘, que consiste en almacenar la criptomoneda para ser un participante activo de la red y recibir recompensas.

minería criptomonedas

Prueba de quemado o Proof of Burn

Ahora que ya hemos explicado de forma breve en que consisten los protocolos de consenso más populares, es posible entender el ‘proof of burn’ de una mejor manera.

Su funcionamiento consiste en que los mineros, o usuarios que quieran participar en el mantenimiento de la red y con ello recibir recompensas, deben ‘quemar’ criptomonedas para tener más probabilidades de ser el usuario que se encargará de confirmar el siguiente bloque que se produzca en la red, obtienen así una recompensa.

Es decir, para que se generen recompensas primero se tiene que producir una reducción del número de monedas en circulación. Esto es algo complejo, pero no te preocupes porque lo vamos a explicar a detalle.

¿Cómo funciona el Proof Of Burn?

En la práctica, para que un usuario pueda participar en la minería de este original protocolo de consenso, será necesario que envíe algunos ‘tokens’ a una plataforma en la que quedarán bloqueados.

La criptomoneda enviada a esta dirección ya no es recuperable, puesto que no tiene ninguna clave privada. La idea es permitir reducir la cantidad de ‘tokens’ en circulación para que aumente el precio de los mismos.

Este mecanismo recuerda al de prueba de participación porque es necesario bloquear una determinada cantidad de cripto para tener acceso a la ‘minería’. No obstante, en el caso del PoS (Proof of Stake) esas monedas son recuperables, mientras que en el PoB (Proof of Burn) la idea es que se produzca un balance natural tanto de la oferta como de la demanda del activo.

El protocolo de prueba de quemado permite que los participantes se tengan que vincular con el proyecto a largo plazo, ya que es necesario enviar cripto para poder participar y esa cripto, como decimos, no es recuperable. Cuanto más ‘tokens’ sean quemados por un usuario mayor será su capacidad minera, por lo que a mayor inversión, mayor recompensa, pero no de forma inmediata.

prueba de quemado

Las características del Proof Of Burn

Al igual que sucede con el protocolo de prueba de participación, con este algoritmo se reduce de forma sustancial el coste relacionado con la adquisición de equipos físicos y el consumo de electricidad derivado del mantenimiento de la red.

Por otra parte, el proof of burn ofrece buenas características de seguridad, ya que la minería está muy bien repartida entre diferentes usuarios.

Para que una compañía pueda apoderarse de la red controlando más del 50% de la potencia minería, sería necesario que se quemaran una gran cantidad de ‘tokens’, lo cuál no sería nada rentable teniendo en cuenta que el resto de usuarios abandonarían el proyecto al ver esta situación y sería después muy complicado recuperar la inversión.

De esta forma se produce una mayor descentralización. También, como decimos, implica que aquellos usuarios que se involucren en el mantenimiento de la red, lo tengan que hacer por un período de tiempo más elevado.

Proof Of Burn no es solo quemado de tokens

Para concluir, merece la pena hacer una distinción entre el proceso de quemado de tokens, que puede estar presente en diferentes proyectos de diversas características, al hecho de que exista la prueba de quemado como protocolo de consenso de una determinada red.

Desde algunos de los proyectos de criptomonedas, es posible que se produzca de forma puntual o concreta algún quemado de ‘tokens’, con el fin de revalorizar un determinado activo.

En estos casos se realiza de forma puntual o por decisiones de implicación económica. Sin embargo, el protocolo de prueba de quemado forma parte del método de funcionamiento de la propia red.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.