¿Por qué la impresión de divisa beneficia a Bitcoin?

0 0

La crisis del 2020 ha roto varios límites históricos en muchos aspectos negativos de la economía. El oro, y los demás metales y ahora también el Bitcoin, se pueden beneficiar mucho de la impresión de divisa. Pero ¿Cuáles son las causas de que imprimir dinero sea bueno para la criptomoneda. En este artículo vamos a analizar este tema que es bastante de actualidad porque posiblemente la cripto más importante vuelva a marcar nuevos máximos. Las monedas alternativas por su parte, están comenzando la batalla por posicionarse en un mercado cada vez mas competido.

¿La impresión de divisa beneficia a las criptomonedas?

La expansión monetaria inevitablemente va a potenciar el precio de todos aquellos activos que sean limitados. Por eso los metales están alcanzando máximos históricos y por eso se presupone que Bitcoin también lo hará. Que las demás criptomonedas también lo hagan depende ya de otros muchos factores. Para entender esto hay que comprender primero que solo las mejores criptomonedas podrán mantenerse vivas en el mercado. Además, las ‘Altcoins’ son proyectos empresariales o sociales con un objetivo determinado y un equipo profesional detrás. Es decir, invertir en monedas alternativas es como hacerlo en acciones de empresas innovadoras en el sector tecnológico. Esto es por supuesto una buena oportunidad, pero no tiene nada que ver con la concepción que se tiene de Bitcoin.

Una vez aclarado esto, vamos a destacar que lo comentado a continuación, si bien puede ser aplicable a muchas criptos, será argumentado únicamente desde el punto de vista de la criptomoneda padre. Bitcoin es el núcleo del mercado cripto y la moneda principal de este. Es la referencia y siempre lo será, su popularidad y escasez le dan un valor extra que las demás criptomonedas nunca podrán igualar.

impresión de dinero

¿Por qué la impresión de divisa aumentará el valor de Bitcoin?

El valor de Bitcoin se estudia en correlación con el dólar, de manera general. Por tanto muchas veces cuando el precio de la criptomoneda sube o baja, no necesariamente tiene porque implicar un cambio en el valor real de este activo digital. Simplemente hay que tener en cuenta que el precio del dólar también fluctúa.

Una vez sabemos esto. El siguiente análisis es conocer que según los datos históricos, el dólar lleva perdiendo valor de manera progresiva durante el último siglo, de tal manera que hoy en día un dólar vale aproximadamente un 5% de lo que valía hace cien años. Por si esto no fuera poco, durante los meses de la pandemia de 2020, las noticias nos informaron de que la Reserva Federal de los Estados Unidos había realizado una impresión de divisa superior a la que nunca antes se había hecho. Esto hecho no solamente amenaza con una gran inflación, sino que ha puesto en duda la fortaleza del dólar. La razón es muy sencilla, si en cualquier momento la Reserva Federal puede imprimir dinero devaluando el activo, ¿Qué seguridad tienen las personas y cómo pueden confiar en que la moneda proteja sus ahorros?

Antes esta situación es totalmente normal que las personas, y en especial, los grandes inversores busquen alternativas. La primera de ellas por supuesto ha sido el Oro. La pregunta es si Bitcoin se consolidará definitivamente como el activo refugio de Internet.

La correlación de Bitcoin con el Oro

Bitcoin toma su propio camino y en ocasiones emula los movimientos de la bolsa de acciones. Sin embargo, en otras ocasiones y de una manera más prolongada en el tiempo. su correlación con el Oro cada vez es mayor. Bitcoin es conocido desde su origen como el Oro 2.0 por lo que esta relación en los movimientos de mercado no solo es normal sino que es extraño que no se haya producido antes. Ha tenido que ocurrir una catástrofe mundial y el asentamiento de la tecnología blockchain para que el Bitcoin se empiece a tomar en serio.

Por supuesto que en 2017, cuando se alcanzó el máximo histórico en los 20.000 dólares pudimos ver un aplastante interés por las criptomonedas. No obstante, es ahora cuando el valor que está adquiriendo Bitcoin es más sólido. Lo hace de una manera más pausada y este aumento de su cotización está más motivado por su importancia en el sistema financiero del futuro que por la especulación. Por supuesto, ante la carencia de regulación, y la incertidumbre sobre el futuro de Bitcoin, todavía se trata de una moneda muy volátil y con un alto componente de riesgo. Aun así, es una alternativa obligatoria en cualquier portafolio de inversión teniendo en cuenta la facilidad con la que los Gobiernos deciden imprimir papel moneda, y con ello, generar inflación y una disminución del poder adquisitivo.

El Bitcoin contra la impresión de divisa

La criptomoneda, como todo avance tecnológico, debe estar protegido por el método científico y dejar de lado las diferencias de las distintas teorías políticas y económicas. Es cierto que la propia fundación de Bitcoin es un arma contra el sistema financiero actual. Sin embargo, el tiempo está demostrando que aunque un cambio de paradigma radical no es posible, si habrá de manera inevitable una adopción de la tecnología. Una vez esto suceda, Bitcoin podría ser el rey de los valores monetarios.

La facilidad que tiene para ser transferido (muy superior a la del Oro), puede ser un factor clave que haga de Bitcoin el activo con el que toda institución quiera proteger su capital. La humanidad nunca ha tenido una moneda global, que valga lo mismo en cualquier parte del mundo y que no dependa de ningún poder centralizado. Por su naturaleza Bitcoin puede aumentar su precio hasta límites ahora inimaginables. Recordemos que cuando todo esto empezó, era impensable que la criptomoneda alcanzara el valor del dólar, y más tarde, llegara a valer 100 o incluso 1000 dólares. Ahora esos precios no se volverán a ver y el soporte más importante parecen los 10,000 dólares. Bitcoin ya ha realizado varios milagros económicos, podrá seguir realizando muchos más. Por supuesto, la impresión de divisa y las medidas de política monetaria ayudarán a que la criptomoneda alcance sus objetivos más alcistas y ambiciosos.

Además de todo lo anterior, y para finalizar. Bitcoin tiene un suministro limitado, algo que prácticamente ya todo el mundo sabe. Esto garantiza que su valor se conserve con el tiempo, siempre y cuando no haya otros problemas no relacionados con factores monetarios que puedan afectar a la red de la principal criptomoneda.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.