¿Qué es el rating de financiación para autónomos y pymes?

0 14

¿Tienes una idea que crees que va a funcionar en el actual mercado, pero no dispones de los recursos necesarios? ¿Te gustaría saber qué opciones tienes para desarrollar una actividad, establecer un plan de acción y conseguir el objetivo principal? En este artículo hablaremos de qué es el rating de financiación para autónomos y PYMES de los que podremos disponer. Para optar a una financiación o préstamos que nos permite conseguir nuestro objetivo, el banco califica nuestra situación de deuda. Debido a nuestro historial o comportamiento financiero, tendremos un historial a los que los bancos pueden acceder para comprobar información. De esta forma, cualquier empresa que vaya a concedernos un préstamos, sabrá si cumplimos con nuestra responsabilidad financiera y cómo. Es una manera de calificarnos dentro de unas categorías previamente establecidas y determinar las condiciones del futuro contrato. No es gratuito pedir un ratíng de financiación para autónomos y PYMES.

Hay ciertas dudas de si esta regularización es positiva para las PYMES y autónomos, ya que puede no complacer completamente. Cuando se regula una ley, es seguro que  cierta parte de la población a la que afecta esté en contra. El modo de valorar una de estas iniciativas es analizar el impacto que puede tener en nuestra vida o las circunstancias en las que nos encontramos. Es poco frecuente que hagamos una valoración general, en base a lo que puede aportar a una sociedad, no al individuo con características concretas. También hay otra parte de la sociedad que encuentran las medidas insuficientes, ya que no pueden acceder a ellas. Al margen de nuestras circunstancias, recursos o deseos, para aceptar una reforma hemos de pensar el «bien» que puede hacer al gremio o sociedad. Aunque no sea la mejor opción para nosotros, puede ser una gran iniciativa. Es cuestión de perspectiva.

autonómos y PYMES

Autónomos y PYMES, rating de financiación

Desde el mes de octubre del año 2.016 se publicó que tanto los autónomos y PYMES tenían, desde ese momento, derecho al rating de financiación acreditados por entidades bancarias. La novedad fue comunicada por nada menos que nuestro Banco de España, mediante la circular correspondiente. El Boletín Oficial de nuestro Estado (BOE), compartía esta información días después. Antes de nada, hemos de saber de qué trata exactamente el rating de financiación para autónomos y PYMES y las características o consecuencias que tiene. Los autónomos y PYMES tienen el derecho de que toda entidad financiera, mediante un pago concreto, le facilite su calificación en cuanto al riesgo para conceder un crédito. El Banco español conoce este proceso como «Información PYME-financiera». En este caso, solamente utiliza el término PYME, pero los autónomos están incluidos en ese nombre. A continuación, pasaremos a ver qué información contiene ese rating que pide esa persona.

El rating de financiación para autónomos y PYMES incluye cierta información personal relacionada con nuestro comportamiento financiero. En este documento podremos ver:

  • Nuestro historial de créditos y los actuales. Al margen de que seamos autónomo o PYME, vamos a poder ver todos los créditos que nos han concedido a lo largo de nuestra vida. Además, en el caso de que hubiera alguno todavía vigente, tendríamos acceso a conocer dicho préstamos.
  • El importe pendiente de pago. En este punto, también podremos ver el estado de esos créditos. Si tenemos algún importe con compromiso de pago y todavía no lo hemos hecho, aparece en esta información. Esto no quiere decir que sea una deuda impagada fuera de plazo. Se puede tratar de un crédito que estamos pagando y cumpliendo con todas las condiciones, pero todavía no se ha terminado.
  • El riesgo compartido con una tercera parte que el banco sea el encargado de la gestión. Aquí podremos ver esos préstamos que nos han concedido por la intermediación de otra parte que figura como tercera. En caso de que haya algún tipo de contratiempo, impago o incumplimiento de esas condiciones, se le exigirá a esos terceros que recojan las obligaciones.
  • Impagos, refinanciación negociada o pagos de manera extrajudicial o concurso de acreedores son datos a los que accederemos mediante este rating. También podremos ver cualquier procedimiento de ejecución o alguna otra incidencia judicial que pudiera existir.

Riesgo y objetivo del rating de financiación para autónomos y PYMES

Teniendo en cuenta la información anteriormente detallada, se establecerá un nivel de riesgo respecto a la persona que pide una financiación. El estudio y análisis de un autónomo o PYME colocará a esta parte en uno baremo, según sus circunstancias o historial. Dichos baremos son

  • Bajo riesgo. Esta es la mejor categoría que podemos tener, ya que siempre existe un riesgo en la concesión de una financiación. Si estamos en este baremo, quiere decir que tenemos una economía saneada y/o un historial de comportamiento financiero prácticamente intachable.
  • Medio o bajo. Si nos encontramos aquí, puede que tengamos algún asunto menor, sin casi importancia. Se puede tratar de un pequeño retraso ya solucionado o una deuda con una empresa privada en un servicio de un importe muy bajo.
  • Medio o alto riesgo. A partir de este baremo, podremos encontrar ciertas complicaciones a la hora de pedir o acceder a cualquier financiación. Se puede tratar de deudas con compañías telefónicas, por ejemplo. De varias situaciones en los que ha habido retrasos en los pagos establecidos o deudas pendientes no considerables.
  • Un alto riesgo. En este nivel, la situación es bastante seria y tendremos muy difícil que una empresa o entidad financiera acceda a conceder un préstamo o financiarnos. Se trata de autónomos y PYMES que tienen deudas, reclamaciones o impagos con compañías privadas de cualquier servicio.
  • No disponible. Aquí no tendremos acceso a nuestra información.

En cuanto a su finalidad, es completamente clara. Se trata de conseguir más objetividad, garantía jurídica y que los procesos de financiación para autónomos y PMES sea más transparente. Gracias a este rating, en el caso de que la entidad bancaria decida cancelar la financiación, o reducirla, a un autónomo o PYME, deberá comunicarlo. Este aviso ha de producirse tres meses antes, previo informe disponible. De esta manera, se consigue que no haya lugar para ningún tipo de arbitrariedad o motivo sin justificar. Dicho informe se ha de conservar en los próximos seis años.

El autómomo o la pyme tiene derecho a pedir este documento, cuando así lo estimen oportuno. Para tener acceso a él, antes han de abonar la comisión correspondiente, todavía sin fijar.  Tras hacerse pública la norma por el Boletín Oficial de nuestro Estado (BOE), entró en vigor pasados tres meses. La fecha exacta es en el mes de octubre, el día 11 del año 2.016.

 

autonómos y PYMESConclusión del rating de financiación para autónomos y PYMES

Muchos expertos con cierto reconocimiento nacional se han apresurado a valorar el efecto de este rating. La Confederación de España compuesta por la Pequeña y Mediana Empresa, conocido por las siglas CEPYME, ya ha emitido su valoración. La opinión profesional de esta organización es muy positiva, respecto a las ventajas que puede garantizar. Es definida como la eficaz herramienta necesaria para valorar el riesgo de una pyme española, en lo que a términos fidedignos y comparables se refiere. Al mismo tiempo, estima oportuno que cualquier PYME, pasada la fecha de vigor de la normal, solicite su rating.

Es una manera efectiva acceder al informe financiero de esa PYME y conocer las circunstancias a las que responde actualmente. Al mismo tiempo, pueden tener la posibilidad de habilitar un acceso disponible a un recurso financiero. Con estas garantías, la consecuencia es que, en teoría, los autónomos y PYMES disfrutan de opciones seguras para financiar su proyecto y seguir desarrollando la actividad. Aunque hemos de saber que pedir un crédito para invertir puede ser una muy mala opción. Cualquier inversión tiene su riesgo, en menor o mayor medida. Si invertimos un dinero que tenemos, únicamente tendremos que hacer cálculos y buscar otras opciones respecto a crearnos ingresos. Si, por el contrario, invertimos un dinero que debemos y finalmente no disponemos de una fuente de ingresos para cumplir con nuestra obligación, estaremos en una situación muy complicada.

En el caso de que queramos saber nuestra situación respecto a alguna deuda que hayamos tenido o tengamos, hay otra opción disponible. Cuando nos hace falta financiarnos por alguna razón en concreto que creamos oportuna, pedimos ayuda a la entidad financiera. Estas empresas pedirán acceso a nuestro historial en los ficheros de listas de morosidad que existen en España. Actualmente, solamente contamos con cuatro distintos ficheros y cada uno de ellos responde a un tipo de deuda o deudor. Para saber cómo puede un emprendedor llevar su contabilidad, hemos de saber que responsabilidades tenemos. La manera más segura es pedir una acceso a los datos disponibles en Informa, Experian, Asnef o RAI, dependiendo de nuestro caso. De manera gratuita, tendremos el historial de nuestras deudas pendientes de pago.

Hay ciertas empresas con tarificación especial que ofrecen estos servicios. Independientemente de que finalmente nos den ese servicio o no, no es una opción válida. En menos tiempo y sin pagar nada, tendremos la misma información. Simplemente hay que saber hacerlo y pedir esos datos mediante un correo electrónico. Tendremos acceso a ese correo en la página oficial de cada uno de los ficheros anteriormente nombrados.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas