IVA transfronterizo – ¿Qué es el IVA transfronterizo?

0 20

¿Has hecho, estás pensando o sueles hacer operaciones con otros países dentro de la Unión Europea o fuera de ella? ¿Quieres saber más sobre la legislación vigente referente a impuestos en determinadas transacciones con países en concreto y qué hacer? En este artículo hablaremos exactamente de qué es el IVA transfronterizo y de las características o factores que debemos saber. Si tenemos una empresa o somos un trabajador autónomo y tenemos una relación profesional con países extranjeros, es beneficioso informarse. Es lógico que, si salimos de un país, nos encontremos con diferentes costumbres, reglas e incluso leyes en materia fiscal. Para cumplir con el protocolo establecido en las relaciones internacionales, en lo que a comercio se refiere, es obligatorio conocer. No se puede poner la excusa de que no sabíamos la legislación, ya que puede afectar a nuestra futura contabilidad. Además, podríamos perder la oportunidad de beneficiarnos con algunos impuestos.

En términos generales, hemos de dominar varios conceptos que escucharemos a lo largo de nuestra actividad. Uno de los retos que nos debemos exigir es saber a la perfección cuáles son los impuestos y obligaciones de los autónomos y qué es el IVA. La mejor opción para nosotros, al margen de continuar con nuestra formación en el ámbito contable y fiscal, es contratar a un asesor.
No solamente nos liberará de preocupaciones innecesarias para el desempeño de nuestro trabajo de campo, sino que también tendremos más tiempo para invertirlo como creamos conveniente. La figura de un asesor en un negocio es casi imprescindible para que tengamos unas finanzas sólidas y resistentes. También dependerá del tipo de negocio o actividad que desarrollemos, de la contabilidad y la complejidad de las finanzas. Una empresa con una economía simple puede que no necesite los servicios de un profesional, si el dueño tiene conocimientos.

IVA transfronterizo

IVA transfronterizo

El IVA transfronterizo se trata, básicamente, de las reglas que se han acordado para el IVA (Impuesto del Valor Añadido) en comercio internacional. Dichas normas establecidas, similares a las que pueda tener una operación intracomunitaria, se aplican de manera automática indicando en nuestra plantilla para la factura el país correspondiente al cliente en cuestión. Dichas normas de este IVA tienen vigencia cuando se crea un intercambio en el sector comercial entre un país que no pertenece a la Unión Europea y otro que sí es miembro.

Como ya sabemos, el IVA representa al impuesto respecto al consumo de servicios y bienes. Si bien cada país tiene su propio marco legal y porcentajes, para operaciones concretas existen reglas determinadas. Cuando una transacción engloba a más de un país, la legislación puede varias dependiendo del Gobierno, por ello se ha creado una legislación común.
Es importante que no mezclemos los conceptos de IVA intracomunitario e IVA transfronterizo. Aunque un IVA intracomunitario pertenezca a la categoría de IVA fronterizo, tienen diferentes normas en cuanto a su aplicación. Por ejemplo, en países que no pertenecen a la Comunidad Europea, las transacciones y su proceso es distinto. Por ello, hemos creído conveniente dejar claro de qué tipo de IVA estamos hablando y a cuál hacemos referencia a lo largo del texto.

En el caso de que hagamos operaciones con otros países y no tengamos clara la forma de declararlo, es totalmente necesario. Para ello, necesitaremos un profesional de confianza experto en materias de operaciones internacionales en el ámbito comercial. Además, ha de ser un perfil con una buena ética de trabajo y en constante aprendizaje. Esto se debe a las posibles reformas o cambios en la legislación que pueden ocurrir en el transcurso de los años.

Programas para facturar el IVA fronterizo

En la actualidad, gracias a los avances y los programadores informáticos, los programas contables nos dan un excelente servicio. Una buena herramienta para cumplir con nuestra responsabilidad financiera puede ser el elemento diferencial para conseguir el éxito. En la mayoría de esos programas ya están incorporadas las adaptaciones respecto a reglas y legislación del IVA transfronterizo. Dichos cambios y actualizaciones las podremos encontrar en las plantillas de las facturas. De esta manera, solamente tendremos que seleccionar el país de nuestro cliente para que dicho IVA cumpla con las normas establecidas en el marco legal europeo.

Es común y está bastante extendido el pensamiento de que un programa de facturación es un gasto que se puede no asumir. Dependiendo de nuestra contabilidad y el nivel de finanzas que tengamos, puede que sea imprescindible. Sin entrar a hablar de números, no debemos ver este servicio como un gasto en nuestro negocio. Es una inversión que nosotros hacemos, con la esperanza de aumentar la distancia entre los beneficios y gastos. Para llevar un negocio, esta mentalidad es importante, si queremos dar un paso al siguiente nivel.

Otro factor a destacar y a tener muy en cuenta es la calidad del programa para facturar que contratemos. Antes, es aconsejable comparar, mirar e investigar a fondo. Decantarnos por la opción más barata o más cara no significa que nos vaya a ir mejor o peor. El precio, en este caso, es una característica que tenemos que pasar a un segundo plano para poder elegir de una manera objetiva y efectiva. En resumen, una herramienta informática tan trascendental nos tiene que aportar soluciones y no problemas. Esto pasa por tener un manejo intuitivo, rápido y sencillo. Sólo de esta manera podemos controlar nuestra contabilidad de una manera completa y clara para tomar futuras decisiones al respecto.

Aplicación del IVA transfronerizo no intracomunitario

Si queremos hacer una factura para un profesional, particular o empresa que pertenece a otro país fuera de la comunidad europea, hemos de contar con dos criterios como base.

  • Dicha operación es una compra o venta de un bien.
  • Si, por el contrario, es una compra o venta referente a un servicio.

– En el caso de que se trate de la venta de un bien fuera de la comunidad europea, no aplicaremos en esa factura el correspondiente IVA. Al margen de que sea particular, profesional o empresa, ya que no afectaría para este paso. Aunque sí podrías deducir tu IVA que han generado esos gastos para comercializar el bien que se ha vendido.

– Comprar bienes. En la compra que hacemos de un bien, con algún objetivo comercial, pagaremos el correspondiente IVA. Este pago se hará en su punto para la importación, que sería una aduana controlada por nuestra Agencia Tributaria. Serían estas condiciones en el caso de que el proveedor elegido no pertenezca a la comunidad europea.

– Vender servicios. Si la nuestra mercancía comercializada se trata de un servicio, haremos una factura excluyendo el IVA. Contemplando siempre que pueda ser posible una obligación del pago de ese IVA por parte del vendedor. Solamente se puede dar este escenario si dicho servicio es utilizado en un distinto país perteneciente a la UE (Unión Europea).Como pasa cuando vendemos un bien, podremos llegar a deducir nuestro IVA generado por esos gastos al crear ese servicio comercializado.

– Adquisición de un servicio. Cuando compramos un servicio a una empresa o trabajador profesional ubicado fuera de nuestra Unión Europea, nos haremos cargo del IVA originario de ese país. Usando el proceso de dicha inversión respecto al sujeto pasivo, en apariencia el comprador es la persona que presta ese servicio. El IVA se podrá deducir posteriormente.

IVA transfronterizo

Reforma respecto al IVA transfronterizo

La mesa del consejo ha recibido una propuesta por parte de la Comisión Europea para reformar dicho IVA. Aun así, antes de llegar a su destino principal, ha de hacer una parada en el Parlamento Europeo. Tratándose de la directiva, después de cierto tiempo, es probable que los países que son miembros acaben por trasponer esa reforma a su propia legislación. Podemos decir que el proceso se antoja largo, pero podemos adelantar varios detalles de trascendencia.
Lo más seguro es que no vean la luz antes del año 2.022, pero no está de más saber en que afectará esta reforma. Cabe la posibilidad de que tenga cierto impacto en cuanto a la persecución de irregularidades concretas, competencia entre las empresas, sistemas para delinquir y en recaudación impositiva.

En cuanto a su normativa dentro de los países que pertenecen a la Unión Europea, dependen de la directiva comunitaria. A través de esta directiva, los miembros estados tienen la obligación de aplicar varias directrices. Aun así, cada país puede elegir la forma en la que haga efectiva estas pautas. Esto nos deja unos 28 sistemas diferentes y similares respecto al IVA.
A causa de la globalización, cada año aumenta el número de empresas internacionalizadas. En concreto, PYMES han dado un paso adelante y se han unido al comercio internacional. Este cambio provoca un esfuerzo para adaptar las normativas diferentes y comprobar el cumplimiento de las normas. Es por ello que se antoja como un gran reto para este tipo de negocios.

Si tenemos una relación comercial estable, al margen de la constancia, con un cliente o proveedor ubicado en un país que no pertenece a la Comunidad Europea, nos conviene estar al tanto de las posibles reformas. Si, al mismo tiempo, sabemos qué intenciones y qué medidas se quieren aprobar, podemos estimar si es conveniente seguir adelante.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas