Qué es un fondo de inversión

0 7

Son muchas las personas que en más de una ocasión han escuchado hablar de los fondos de inversión pero que, realmente, desconocen en qué consisten o no conocen todos sus detalles. Por este motivo, a continuación te vamos a hablar de todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es una Institución de Inversión Colectiva (IIC) que tiene por objetivo el captar las aportaciones de un número indefinido de inversores (partícipes) con el objetivo de invertirlo de una manera conjunta en busca de un beneficio económico.

Su misión, por lo tanto, es tratar de conseguir, a través de una inversión conjunta de activos, la máxima rentabilidad posible. Para ello hacen uso de una estrategia de inversión previamente definida. Por norma general se encuentra destinado a cualquier inversor que lo desee, aunque existen diferentes tipos para adaptarse a diferentes tipos de inversores.

De esta manera, un fondo de inversión se encuentra integrado por un patrimonio, que carece de personalidad jurídica y que se encuentra dividido en participaciones. El fondo puede invertir en una gran cantidad de activos diferentes, tales como bonos, letras, acciones, divisas, derivados e incluso en productos no financieros como son las materias primas, el arte, o los bienes inmuebles. El rendimiento del inversor está establecido en función de los resultados colectivos.

Los fondos de inversión nacen con una filosofía en particular que se especifica a la hora de distribuir los activos en la cartera. En función del riesgo se determinará si es a renta variable, que es más arriesgado, o si tiene un perfil más conservador (renta fija). También se debe definir si el fondo va a invertir solo en una región o si lo hará en varias.

Capital mínimo para invertir en un fondo de inversión

Los fondos de inversión no tienen límite de entrada. Esto quiere decir que cuántas más personas decidan invertir en ellos será mejor para todo el mundo. Sin embargo, en algunos fondos existe la obligación de hacer una aportación mínima. La cuantía de la misma depende de cada fondo en particular.

Hay que tener en cuenta que los fondos de inversión tienen muchas ventajas fiscales para los contribuyentes. Esto se debe principalmente al diferimiento fiscal existente entre las ganancias patrimoniales. La venta de las participaciones de un fondo no tributa cuando el importe de las mismas se traspasa a otro fondo.

Componentes de un fondo de inversión

Para poder conocer cómo funciona un fondo de inversión es imprescindible tener claros una serie de conceptos y elementos, a los cuales vamos a hacer referencia a continuación.

Existen cuatro componentes principales, que son:

Partícipes

Los partícipesinversores, son aquellas personas que invierten su dinero, es decir, que ralizan aportaciones al patrimonio común del fondo. Al hacerlo obtienen una aportación determinada del mismo que es acorde a la proporción de la cantidad invertida.

Los fondos son flexibles y se puede entrar en los mismos tanto en el momento en el que se crean como posteriormente. De igual forma también se puede retirar del mismo de manera parcial o total cuando se considere oportuno.

Participaciones

Las participacoines son las partes iguales en las que es dividido el patrimonio de un fondo de inversión. El número de participaciones no es fijo y depende de la compra o venta de las mismas. Su compra se denomina suscripción, mientras que la venta de participaciones recibe el nombre de reembolso.

Al precio de una participación de un fondo en una fecha determinada se le denomina valor liquidativo, el cual permite conocer la forma en la que evoluciona el fondo. Este valor se obtiene de la división del patrimonio del fondo entre el número de participaciones en circulación.

Las participaciones son valores que se pueden negociar, pero habitualmente no se negocian en un mercado de valores, sino que la propia sociedad gestora es la encargada de la recompra y venta de las mismas.

Sociedad gestora

Como se puede deducir por su nombre, la sociedad gestora de un fondo de inversión es la que se encarga de su administración y gestión. Para ello debe seguir una política de inversión determinada, es decir, decidir donde se va a invertir el patrimonio del fondo que se ha integrado por las aportaciones de los inversores.

Cada fondo de inversión tan solo dispone de una única sociedad gestora. No obstante la misma puede gestionar varios fondos de inversión al mismo tiempo. Por hacerlo cobran una comisión.

Este tipo de sociedades tienen la obligación de remitir la información de sus fondos a la CNMV de forma periódica.

Sociedad depositaria

La sociedad depositaria es donde se encuentra el dinero del fondo. La función del depositario es la de custodiar y vigilar los activos o efectivo. Puede tratarse de un banco, una caja de ahorros o una sociedad de valores.

Esta sociedad hace funciones de control sobre la gestora, siempre en beneficio de los inversores.  Para hacerlo cobra una comisión.

Funcionamiento de un fondo de inversión

Conocer el funcionamiento de un fondo de inversión es muy sencillo. Se basa principalmente en un partícipe o inversor que pone su dinero en el fondo y adquiere así participaciones. La sociedad gestora del fondo se encarga de usar ese dinero para invertirlo en aquello que considera oportuno para conseguir una máxima rentabilidad.

El patrimonio del fondo de inversión es el dinero que lo integra, independientemente de que se encuentre invertido o no en activos financieros. La cartera, por su parte, hace referencia al conjunto de títulos que posea.

Al adquirir participaciones mediante su aportación, el inversor compra una pequeña parte del fondo. El fondo de inversión puede aumentar o reducir su tamaño principalmente por dos motivos: Por un lado por la entrada o salida de inversores y, por otro, por las variaciones en el valor de mercado de los activos que lo integran.

En el primer caso no afecta a la inversión, pero sí variará el precio de las participaciones en función de las suscripciones o reembolsos. El segundo, en cambio, sí tiene su influencia en la inversión y sus resultados.

Tipos de fondos de inversión

En función de la política de inversión de un fondo, en el que se definen los criterios en función de los cuales se realizan las inversiones, la cantidad a invertir y en qué momento, se pueden diferenciar diferentes tipos o categorías de fondos de inversión. Son los siguientes:

  • Renta variable: Son los fondos que no tienen una rentabilidad garantizada. Estos pueden suponer mayores beneficios para el inversor, pero tienen un mayor riesgo.
  • Renta fija: Son las inversiones más conservadoras. Hay un menor riesgo y existe una rentabilidad garantizada para el inversor.
  • Mixtos: Son aquellos fondos que combinan las dos anteriores, es decir, la renta fija y la renta variable.
  • Retorno absoluto: En este tipo de fondos no es seguido un índice de referencia en particular. Se encuentran principalmente destinados a preservar el valor del capital.

Tipos de rendimiento del fondo de inversión

En función del rendimiento del fondo de inversión podemos distinguir entre dos tipos diferentes que debes conocer:

Rendimiento relativo

En este caso el rendimiento es obtenido en un tiempo determinado estando referido a un índice. Son los fondos tradicionales, que buscan inversiones de menor riesgo, con menos comisiones y especializadas en un campo en particular.

En este tipo de fondos se conoce en lo que se va a invertir, así como la zona geográfica en la que se va a realizar y en qué sector o sectores se centrará.  Para fijar el valor hacen uso de un Benchmark que puede estar referido a un índice bursátil.

En función de su tipo de gestión nos podemos encontrar con dos grupos principalmente:

Gestión activa

Son los fondos de inversión tradicionales que se encuentran gestionados por parte de corredores de bolsa. Estos tratan de mejorar el Benchmark con la inversión. El coste de ellos es de en torno al 2% de comisión con respecto a lo invertido.

Gestión pasiva

Puede ser de dos tipos:

  • Fondos indexados: Estos se encargan de replicar un índice, para lo cual compran los valores de este con las ponderaciones otorgando, emulando el rendimiento del Benchmark o índice. Su coste acostumbra a ser del 1% de lo invertido. Existe un menor riesgo que en un fondo de inversión.
  • ETF (Exchange – Traded Fund): Emulan un índice o Benchmark como en los fondos indexados, pero también usan técnicas de inversión avanzadas (futuros, opciones y derivados). Su coste es el 0,5% de lo invertido aproximadamente y cuentan con una liquidez que alcanza al valor de las acciones. El riesgo es menor que en la gestión activa.

Rendimiento absoluto

En este caso el valor de la inversión no se encuentra referido a un Benchmark. El valor es medido por su valor monetario. Son fondos caros en los que no existe información sobre en lo que se va a invertir y se emplean todo tipo de técnicas de inversión. Los beneficios pueden ser mayores pero, cambio, se incrementa el riesgo de la inversión.

Este tipo de fondos se encuentran gestionados por corredores. Pueden invertir en multitud de cosas diversas y se pueden diferenciar dos tipos de fondos de este tipo:

  • Fondos de gestión alternativa: Este tipo de fondos se encuentran dedicados principalmente para satisfacer las necesidades de aquellos inversores particulares que quieren una alta rentabilidad y que están dispuestos a asumir un alto riesgo para poder conseguir su objetivo.
  • Hedge fund (o fondo de inversión libre): Estos fondos no están indicados para usuarios particulares. Están concebidos para responder a las necesidades de instituciones tales como grandes patrimonios e incluso otros fondos de inversión, entre otros. En estos casos el riesgo es muy alto. De hecho es posible que se lleguen a endeudar para hacer inversiones de alto riesgo como son las posiciones cortas. Sus comisiones son elevadas y el volumen de liquidación se produce cada 3-6 meses.
¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.