¿Qué es el apalancamiento financiero?

0 14

El término de apalancamiento financiero está directamente relacionado con el endeudamiento como medio de disponer de un mayor capital a la hora de realizar una determinada inversión.

El apalancamiento financiero es algo que puede otorgar grandes beneficios y que ofrece una serie interesante de ventajas. Sin embargo, no es muy adecuado para inversores con poca experiencia. No obstante, en realidad hacemos uso del apalancamiento financiero en muchas ocasiones sin darnos cuenta de ello, normalmente para operaciones más sencillas, aunque también para otras que influyen mucho en nuestra vida.

Por ello, existen diferentes tipos de apalancamiento financiero, aplicados a distintas formas de endeudamiento con diversos fines.

En este artículo, vamos a analizar en qué consiste el apalancamiento financiero, así como las principales razones que pueden motivar a realizarlo, cómo se calcula y algunos ejemplos.

endeudamiento para invertir

¿En qué consiste el apalancamiento financiero?

El apalancamiento financiero ofrece la posibilidad de realizar una inversión por un valor superior al capital del que realmente se dispone. Para ello, como es lógico se produce un endeudamiento. De esta forma, como el capital invertido es mayor, también se pueden obtener unos mayores beneficios. Por el contrario, también tiene un gran peligro ligado a unas mayores pérdidas.

Normalmente, para que la persona en caso de pérdidas no contraiga una deuda que no pueda asumir, existe un precio de liquidación. Esto quiere decir que si la cotización del activo en el que se ha invertido, llega a un determinado nivel, se perderá de forma automática el capital invertido para hacer frente a esa deuda.

Cuanto mayor sea el apalancamiento mayor es el riesgo de liquidación. Este valor se calcula en el momento de activar el contrato y normalmente puede ser modificado aumentando el propio apalancamiento o aportando más capital.

Por norma general, esta forma de operativa se ofrece en los mercados de derivados, donde se puede apostar a las subidas y bajadas del precio y donde los propios brokers ofrecen servicios de apalancamiento y de margin trading.

Cómo calcular el apalancamiento financiero

El apalancamiento financiero se calcula teniendo en cuenta cuál es la fracción de deuda que existe con respecto a la inversión. Por ejemplo, si se realiza una operación con margen de 1:2 quiere decir que por cada euro de inversión, en realidad se están invirtiendo 2 euros. Por tanto, el 50% del valor total de la inversión realmente es deuda.

En qué consiste el riesgo de liquidación derivado del apalancamiento cuando se opera en los mercados financieros

Ahora que estamos trabajando con este sencillo ejemplo, merece la pena explicar mejor en que consiste la liquidación. Esto es algo muy importante que hay que conocer y que está vinculado a los servicios de apalancamiento que ofrecen las plataformas de inversión.

Imaginemos que has comprado una acción por 100 dólares con un apalancamiento de 1:2. Esto quiere decir que realmente has aportado 50 dólares y el resto es deuda. ¿Qué ocurre entonces si el precio baja? ¿Cuándo llegará el momento de perder el dinero invertido si el precio se va en tu contra?

En esta situación, el cálculo es tan sencillo que se puede hacer de cabeza. Simplemente, si el valor de la acción baja hasta los 50 dólares, te encontrarás en una situación de pérdida por esa cantidad (ya que originalmente compraste la acción a 100 dólares). Por tanto, para garantizar que puedes hacer frente a esa deuda, la plataforma liquidará tu posición y verás como tu cuenta se queda a cero. Por ello, a mayor apalancamiento, mayor riesgo.

El cálculo sería algo más complejo si las cantidades no son tan exactas, pero el fundamento es el mismo. Si por ejemplo se opera con un apalancamiento de 1:5, según nuestro ejemplo anterior, bastaría con que el precio bajara un 20% (20€ en este caso) para ser liquidado.

Este gran riesgo tiene su parte buena y es que si el mercado se mueve en la dirección esperada, las ganancias son mucho mayores. Concretamente con nuestro ejemplo del párrafo anterior (una apalancamiento de 1:5, si el precio sube, ganaríamos 5€ por cada euro invertido, nada mal.

La fórmula para calcular el apalancamiento financiero

La fórmula que permite calcular el apalancamiento financiero existente en una determinada operación empresarial o bursátil es la siguiente:

El apalancamiento es = a 1: el valor de la inversión / el capital propio invertido

Otro ejemplo para entenderlo mejor. Si el total del valor de inversión de la operación es de 1000 euros, pero solo has aportado un capital de 100 euros, 1000 dividido entre 100 son 10. Por tanto, el apalancamiento sería de 1:10, así de sencillo.

palanca financiera

Las razones por las que se produce el apalancamiento en una empresa

Hasta ahora, hemos analizado el apalancamiento financiero teniendo en cuenta sobre todo los riesgos asociados a este tipo de operativo en los mercados bursátiles. No obstante, hay que tener en cuenta que el endeudamiento es un método de capitalización que se utiliza de forma constante por familias, empresas e incluso Estados, no solo por inversores de riesgo y especuladores.

De esta forma, el apalancamiento financiero es un elemento muy presente en cualquier economía de mercado y en nuestra sociedad. Utilizado de forma inteligente puede servir como un buen aliado para el crecimiento de una empresa o de la economía familiar o social. Algunos ejemplos de estos métodos de utilización serían los siguientes:

  • El endeudamiento para financiera la adquisición de maquinaria o de vehículos para mejorar la actividad productiva de una empresa.
  • Invertir en formación para la capacitación del equipo de trabajo.
  • Inversión en acciones u otros activos que puedan ofrecer ganancias y rentabilidad.
  • Desarrollar nuevas líneas de producto o abrir nuevas sedes en localizaciones diferentes que puedan atraer a más clientes.
  • Financiar la compra de una nave industrial o cualquier otro inmueble.

En definitiva, la motivación para realizar el apalancamiento financiero poder ganar más dinero en el futuro a costa de endeudarse en el presente. A mayor inversión, mayores riesgos pero también más beneficios.

El apalancamiento financiero debe realizarse con cabeza y con un estudio previo de las necesidades y la capacidad de pago que tenga la empresa. La correcta gestión del riesgo es lo que hace que se tenga éxito con este tipo de operativa.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.