Modelo 303 – ¿Qué es el modelo 303?

0 6

¿Tienes alguna duda sobre la presentación de un documento en el que has de demostrar ciertos movimientos en tu actividad? ¿No estás seguro de cuándo presentar la documentación necesaria o los plazos de los que dispones para estar al día? En este artículo hablaremos, en concreto, de qué es el modelo 303 y quién tiene la obligación de presentarlo por ley. Es importante este punto, ya que podemos no estar en la obligación de rellenar este modelo y presentar dicho documento. Una vez hayamos aclarado quién se encuentra obligado a presentar de manera correcta y en un plazo de tiempo determinado, hablaremos de qué es y cómo hacerlo.

Como hemos señalado anteriormente, no todos estamos en la posición de tener que presentar este modelo. Si no eres un profesional o empresario desarrollando una actividad que esté sujeta al IVA, no tienes ninguna obligación. Si es tu caso, deberás informarte de los plazos que tienes para presentar el modelo 303 y cómo hacerlo. Hay ciertos profesionales independientes o empresas que tiene una gestora para estos trámites. No es necesario, ya que desde aquí te ayudaremos a hacerlo paso por paso. Aunque de primeras pueda parecer una labor tediosa, no es tanto. Basta con ir punto por punto y gozar de cierta tranquilidad en el proceso. Para ello es aconsejable reservar nuestro tiempo y que nadie nos moleste. Es importante cancelar todas nuestras citas en ese tiempo invertido, ya que no es recomendable hacerlo con prisas. Recordemos que es un documento legal y cualquier error, por pequeño que sea, puede tener consecuencias graves. Estamos hablando de números, por lo que un decimal en el sitio equivocado, trastoca toda la presentación.

Es nuestra responsabilidad financiera hacerlo de la manera correcta. También puede que te interese saber cómo hacer un informe de gestión de manera eficiente.

modelo 303

Modelo 303

Este modelo es el que usamos para detallar nuestras operaciones que están sujetas a IVA. Cada tres meses hemos de presentar este modelo, si somos autónomos o empresa. En un lenguaje más claro, en el modelo 303 se presenta la cantidad de IVA que has pagado y la cantidad que has repercutido a los clientes. Para dejar claro el significado de este tipo de impuesto hemos creído conveniente citar a la Agencia Tributaria. Este impuesto es de naturaleza indirecta, ya que recae en el consumo de servicios y bienes. Existen tres clases diferentes de operaciones en las que grava:

  1. .Importar bienes, al margen de la persona que lo haga. No importa si no es empresario, particular o profesional independiente.
  2. Adquisición intracomunitaria de bienes. En general, este tipo de adquisiciones están hechas por profesionales o empresarios. Puede que, en ocasiones, las realicen particulares.
  3. Prestaciones de servicios y entrega de bienes hechas por profesionales independientes o empresarios, cuando pertenece al desarrollo de la actividad.

Plazos para presentar el modelo 303

 

Este impuesto se encuentra fraccionado de manera trimestral. Es por este motivo que se debe realizar su liquidación de una manera fraccionada, conforme a las fechas que establece el calendario fiscal. Tenemos desde el día 1 al día 20 del mes siguiente a su periodo para liquidar el trimestre. Quiere decir que en esos meses (abril, julio, octubre y enero) disponemos de esos 20 días.

Si es una empresa que se encuentra en el SII, su plazo de presentación es diferente. Si es mensual, el 30 de cada mes. El día 20, cada tres meses, si es trimestral. Exceptuando el 4T (30 de enero).

Rellenar el modelo 303

Puede que nos parezca una labor simplemente imposible de realizar, si es nuestra primera vez. Y es que la cantidad de casillas en este modelo es superior a 80. No hemos de preocuparnos, ya que Hacienda ha dispuesto de un manual muy completo para poder ir rellenando. Puede que, después de leer y releer, sigas teniendo muchas dudas o te veas sobrepasado. En ese caso, la mejor opción es pedir consejo profesional a un asesor que nos «enseñe» para la próxima vez. Es una inversión, ya que dicho profesional nos cobrará por la tarea, pero también nos dará varios consejos.

– Datos identificativos. Es el primer paso que debemos dar; completar nuestros datos identificativos. Para ello, solamente necesitaremos nuestro nombre completo, el documento nacional de identidad o la razón social. Otros datos que debemos saber son el año del ejercicio fiscal y también el trimestre que vamos a declarar. Tendremos, además, un sector en el que estamos dados de alta para tributar. Es importante este punto, ya que dependiendo de nuestra profesión y otros factores, perteneceremos a otra sección para hacer las declaraciones pertinentes.

– El IVA devengado. Estos son los datos que pertenecen al IVA repercutido de los clientes a los que hemos hecho factura. La primera casilla está destinada para la cantidad del IVA devengado. En la casilla que podremos ver como 02, el tipo de IVA que se ha aplicado. Este tipo de IVA ya está predeterminado, con el tipo impositivo. Por lo que, solamente deberemos completar la casilla correspondiente. Si en nuestro caso, únicamente hemos devengado el IVA del 21%, no tendremos que completar más que la casilla 07. Para terminar, en el caso de que tengamos clientes en la situación de recargo de equivalencia, hemos de añadirlo en las casillas 16 o 19, dependiendo del tipo que hemos aplicado.

modelo 303

Más datos

– El IVA deducible. Este tipo de IVA atiende a las operaciones realizadas de manera interior, inversión, bienes corrientes o importaciones. También se encuentran divididas en bienes de inversión, adquisiciones intracomunitarias o de inversión. Para dejarlo claro, un bien corriente pueden ser las materias primas que se necesita en la empresa como, por ejemplo, la harina para elaborar un pan. El bien de inversión es el horno que compramos. Las inversiones que hemos hecho también son deducibles, como puede ser un ordenador.

– La información adicional. Se refiere a esas entregas que son intracomunitarias de servicios y bienes. También las operaciones asimiladas y exportaciones.

– Resultado. En este punto, podremos estar contentos y aliviados. Es la última parte del modelo 303.

Si solicitamos una devolución, ya que nos ha salido a favor la declaración, tendremos que añadir el número de la cuenta bancaria en la que queremos el dinero. Cuando tengamos todas las casillas correspondientes rellenadas, validamos la declaración. Si no hay ningún error en ella, podemos generar un PDF, que posteriormente imprimiremos. Ese documento impreso se ha de entregar en la correspondiente delegación de Hacienda o en la entidad colaboradora. Recuerda que la primera vez es la más complicada. Una vez ya lo hayamos hecho, será un mero trámite para nosotros.

Consejos

Tanto si es la primera vez que hacemos esta declaración del modelo 303, como si no, podremos hacer la tarea de una manera mucho más sencilla. Solamente tenemos que solicitar una clave para poder operar por Internet. Este paso lo tendremos que hacer en Hacienda o en el edificio correspondiente, destinado a realizar las labores de la Agencia Tributaria. La persona que nos atenderá, nos explicará paso por paso cómo funciona y nos dará nuestra clave personal. Es muy intuitivo y nos ahorraremos el tener que ir a presentarla de manera física. No hace falta imprimir, ya que dicha declaración podemos presentarla por la web.

Puede que también nos interese saber cómo trabajar como autónomo, si hemos tomado la decisión de empezar nuestro negocio o actividad profesional.

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas