Trabajar como Anfitriona – Todo lo que has de saber

0 33

Si lo que quieres es ser la perfecta anfitriona, estás de suerte, porque hoy te traemos unos cuantos consejos, sugerencias y trucos para que seas perfecta en este trabajo. También os traeremos una serie de requisitos indispensables para ser en too momento la perfecta anfitriona. Así que si quieres conocer todo esto, sigue leyendo.

Todo el mundo tiene historias con anfitrionas, ya sea siendo una de ellas u observando desde fuera, y está claro que lo primero es la actitud. ¿Quién no se ha encontrado con aun anfitriona borde, que no sonríe y te contesta mal? Hay mucha gente que cree que con ser guapa o tener atractivo ya lo tiene hecho todo, pero esto es un error totalmente común y a evitar. Hay otras que al ir a preguntar no saben informar o incluso dan la espalda, y todo estos son errores evitables, ya que lo primero que debes tener en cuenta es la amabilidad, debes ser cercana y atenta, una anfitriona distante no gusta a nadie, pero si tienes la capacidad de escuchar y estar pendiente de lo que necesita cada persona en cada momento, sin duda tienes muchos puntos para convertirte en la anfitriona perfecta.

Así que vamos a ver la serie de requisitos para convertirte en ello, porque es un trabajo que te permite trabajar y viajar y eso siempre es bueno. Porque si no lo haces bien una primera vez, si vas insegura o peor aún, demasiado segura y por eso pasas de todos los temas, aunque seas la modelo perfecta, es probable que no te vuelvan a llamar. Pero si tienes esta serie de cuestiones, lo tendrás fácil. Vamos a repasarlas:

1. Tener carisma

Lo primero siempre es sonreír, a menos que el evento sea serio en cuyo caso te lo indicarán, pero la mayor parte de las veces una sonrisa puede abrirte todas las puertas que quieras. Una sonrisa invita a que la gente te pregunte, a que se acerquen y sobretodo a que se lleven una buena impresión de ti, así que ya sabes, sonrisa siempre en la cara, no hay nada mejor.

2. Saber todo lo que puedas sobre la marca en cuestión

Normalmente te comentarán todos los puntos que debes saber sobre la marca, rubros, etc, pero si tú por tu cuenta te informas más sobre ello y complementas toda esa información, ganarás puntos cuando alguien te haga una pregunta difícil y sepas contestarla. Toda información es buena.

3. Tener don y facilidad de palabra

Ya que hemos visto que tienes carisma, seguro que se acercan a ti un montón de posibles clientes, y como hemos visto que estás bien informada, sabrás la respuesta a esas preguntas, que además debes tener en cuenta que ninguna pregunta es obvia, si preguntan es porque no saben, aunque sea sencilla. Entonces una vez que te han hecho la pregunta, es importante saber contestar fácil y claramente, cuanto mejor te expliques, mayores puntos ganarás. Aunque si no sabes una pregunta específica no trates de contestarla, busca a un supervisor o a alguien que sí sepa para que la contesten, es un trabajo de equipo, es mejor que el cliente salga sabiendo y satisfecho que con un lío más grande. Pero ya sabes, cuanto más fácil expliques y más agradable seas, todo será mucho, mucho mejor.

4. Tener energía y resistir

Es lógico que aguantar en unos tacones de diez centímetros, totalmente erguida pero sacando una curva en tu cintura que sea totalmente perfecta, no es fácil, por ello debes tener la energía suficiente como para no encorvarte, quejarte o desear a muerte quitarte los zapatos y tumbarte en un sofá, aunque es lógico que lo desearás, pero tienes que resistir todo el proceso, al fin y al cabo es mucho postureo este mundo.

5. La simpatía es clave

Pero totalmente clave, ya que un cliente no solo recordará el producto o la marca, va a recordar a quién le explicó X cosa, quién le sonrió y quién estuvo atento a él o ella, por eso la simpatía es el punto clave de todo esto, porque debes ser siempre simpática y elegante, porque esto no es un concurso de belleza, no gana la cara más bonita ni la que pone la sonrisa más grande y falsa, debes ser natural y simpática, eso cuenta mucho más que todo lo demás. Así que saca tu simpatía a pasear y sin duda verás cómo ganas a clientes y puntos para futuros eventos o marcas.

6. Saber desenvolverte a la perfección

Eres capaz de tener carisma, de ser guapa, pero aparte de ello debes saber desenvolverte, la timidez es una contra, aunque es difícil de superar a veces, pero debes saber resolver conflictos rápidamente, saber adaptarte a la situación sea cual sea. Es una buena manera de llegar a lo más alto.

7. Trabajar en equipo es importante

Si eres la anfitriona de un evento debes saber que no es un jarrón o un cuadro decorativo, eres mucho más que eso, debes estar comprometida con el entorno y con la marca, aceptar tomarse fotos, traer algo, solucionar problemas, y sobre todo poder hacerlo en equipo, no estás sola en esto, así que no pasa nada por pedir ayuda o complementar tu sabiduría con la de otra persona del evento.

8. Tener conocimientos en marketing y comunicación

Este requisito está siendo cada vez más indispensable por parte de las empresas, es más valorable que hayas estudiado marketing y alguna rama de la comunicación o al menos que tengas conocimientos de ello, porque básicamente lo que estás haciendo en este trabajo es eso, comunicar, y saber hacerlo bien sin duda sumará más puntos de cara a los clientes y a las marcas y empresas que te contraten para los eventos, por lo que nunca está de más empezar a meter la cabeza en el mundo del marketing y la comunicación, seguro que lo agradecerás.

9. Un book de fotos es esencial

Este requisito es total y absolutamente indispensable. Hay veces que las empresas y marcas se encuentra con que las chicas les envían fotos hechas con el móvil, de fiesta, con un mismo gesto siempre o de un mismo perfil, solo de cara e incluso algunas en las que están siempre serias. Todo esto hace que le correo se tire a la basura de inmediato. Es un gasto un book de fotos, sí, pero es un gasto totalmente necesario si quieres ser profesional. Debes hacer fotos desde distintos ángulos, plano medio, corto y de todo el cuerpo, con distinta ropa, con distinto estilo y sonriendo. Todo ello te abrirá muchas más puertas porque verán que eres una profesional. No vale con las típicas fotos o con unas fotos de baja calidad hechas por ti o un amigo. Desembolsa un poco de dinero y da al paso a profesional, sin duda lo notarás, además ahora es más fácil que nunca tener unas fotos con una calidad suprema. No esperes más y conviértete en profesional.

Conclusiones sobre los requisitos

Así que estos han sido algunos de los requisitos indispensables si quieres ser anfitriona, recuerda ser siempre simpática y con una sonrisa, no vale con ser guapa, puede que se acerque mucha gente a ti, peor no creas que es por ser simplemente guapa, tienes que desenvolverte bien en la situación y saber solucionar los problemas de todo el mundo.

Y como último requisito diremos que la puntualidad es clave, pero claro, este requisito vale para todos los trabajos, aunque a muchos se les suele olvidar. Y así un día podrás ser tu propia jefa.

Algunos consejos prácticos

Uno de los errores más comunes en las chicas que quieren ser anfitrionas, es creer que por tener una cara bonita, ya lo tienes todo hecho, puede ser una manera interesante de empezar y de sacarle partido, sobretodo ahora que llega el verano, pero eso no lo es todo, las expertas consideran más importantes una serie de cuestiones que muchas veces se pasan por alto o se tiene la creencia de que no son tan importantes.

Básicamente hay que sacar la cara y el cuerpo por la empresa o la marca, esto es literal, ya que no es nada fácil estar sonriendo durante la cantidad de horas tremenda que hay que estar de pie, a veces incluso hay calambres, así que hay que estirar bien los músculos de la cara, recuerda que hay mucho postureo en este oficio. Por otro lado no es fácil estar de pie durante todas esas horas, así que tienes que valerte de algún truco para aguantar todo ese tiempo y sin curvarte, a menso que sea la zona de la cadera para hacer una curvatura perfecta a la espalda y que parezcas un maniquí. La postura, la mirada y la sonrisa son las claves para que seas considerada la anfitriona perfecta, mucha gente dirá que esto es fácil, pero nada más lejos de la realidad.

Pero hay muchas anfitrionas famosas que han llegado alto y que comentan que no solo la cara bonita te llevará ahí, necesitas tener un valor añadido, algo que el cliente busque o que tú puedas ofrecer, ese algo es el que puede llevarte, como a Marissa Minetti, por ejemplo, a terminar creando tu propia empresa y a ser una de las mujeres más reconocidas. Así que encuentra tu valor añadido, eso que solo tú puedes ofrecer y que te hará ser la elegida para las marcas y seguir subiendo en las escaleras de este mundo que pueden llevarte donde quieras si sabes cómo.

Porque desde luego como en todo trabajo, aquí se puede escalar, así que es posible que empieces como impulsora o degustadora, ganando quizá unos 80 euros por un evento de cuatro horas, pero cuando llegues a ser top será muy diferente, pudiendo llegar a la élite .

Vamos a vender desde ya

Tenemos el ejemplo de Karla Casanova, que empezó desde cero, desde abajo, fue una chica de impacto y ahora mismo tiene su propia empresa pequeña de chicas anfitrionas, tiene más de seis años de experiencia en todo este mundo y ahora tiene su propia categoría en cuento a belleza. En su empresa tiene de todo, top de belleza como podría ser Miss Perú y también impulsa nuevos talentos.

Según esta mujer, esta vida es dura y para ser anfitriona recomiendo varias horas de gimnasio al día, e incluso ha llegado a decir que una operación de nariz también es importante, lo cual es polémico cuanto menos. Como he dicho antes, a veces se valora más lo que hay por fuera. Pero sin nada dentro, no hay nada que hacer.

Camino al estrellato

También puedes encontrar personas y cursos para ser lo que denominan “la perfecta anfitriona” pero lo malo es que luego cada marca podría pedir una forma de ser, de hacer y estar, por lo que lo más importante es escuchar y saber adaptarse, lo demás es totalmente secundario y si alguien dice lo contrario, miente, aunque sea una anfitriona con mil cirugías en la cara.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.