Presentación Modelo 303 IVA trimestral

0 5

¿Te has dado de alta como un trabajador autónomo hace un par de meses y no sabes qué declaraciones presentar? ¿No estás al tanto del calendario anual y de los distintos modelos para presentar los impuestos ante nuestra Agencia Tributaria? En este artículo hablaremos de la presentación del Modelo 303 correspondiente al IVA trimestral. Es uno de los distintos documentos legales que hemos de presentar en el plazo estimado según la ley vigente y lo que ha establecido los organismos públicos. Si llevamos ya tiempo desarrollando una actividad profesional o dado de alta en el RETA (Régimen Especial para Trabajadores Autónomos), sepamos de qué se trata. Para los que lleven poco tiempo o estén pensando ser autónomos, la información a proporcionar será extremadamente útil. Lo más común es que, al hablar de declaraciones, la gente se preocupe en exceso debido al desconocimiento en la materia. Parece algo muy complicado y aburrido.

Ante cualquier dificultad que pudiéramos tener, ya sea antes o durante el proceso de la presentación, tendremos la ayuda necesaria. Ya sea pidiendo una cita en nuestra Agencia Tributaria o llamando al número de teléfono disponible para las posibles dudas. Aunque, en esta ocasión no nos hará falta, ya que obtendremos el conocimiento necesario para la tarea en este texto. Aunque dicho modelo 303 tenga muchas casillas para rellenar, la mayoría de esos apartados no están destinadas para el autónomo común. Simplemente, con las casillas del modelo, se consigue un documento completo que sirve para cualquier tipo de autónomo del país. Sabiendo esto, lo único que necesitamos es localizar las casillas que sí nos afectan y rellenarlas de un modo correcto. Es un paso muy sencillo, ya que se trata de escribir nuestros datos personales básicos e información a nuestro alcance. Simplemente, con estos datos correctos, ya podemos presentar el modelo.

modelo 303

Modelo 303, IVA trimestral

Por si hay alguna duda de qué modelo necesitaremos rellenar, primero especificaremos qué es el modelo 303, qué abarca y cómo se presenta. Dicho documento es utilizado para hacer la declaración de manera trimestral sobre el IVA (Impuesto sobre Valor Añadido). Consta de ocho secciones, superando las 80 casillas. Como hemos señalado anteriormente, un gran porcentaje de estas casillas hemos de dejar vacías, ya que no se corresponde con nuestra ocupación. Por eso, es mucho más simple de lo que pueda parecer. Es normal que nos parezca algo extremadamente complicado y serio, por las consecuencias que pudiera tener. Una vez conociendo cómo se hace, nos parecerá mucho más sencillo.

El IVA que hemos de declarar cada tres meses (plazos establecidos para todos igual), se trata de un fraccionado pago de este impuesto. Se abonará a la Hacienda, de manera trimestral. Para saber si nos toca pagar o que nos devuelvan dinero, hemos de declarar la diferencia en esos tres meses respecto al IVA que se ha soportado y al IVA que se ha repercutido en las facturas de nuestras ventas y de gastos que hayamos hecho.
Antes de empezar a hacer esta declaración, hemos de tener claro qué es el IVA, para tener una clara conciencia del impuesto y de qué tipos de IVA existen. Además, podemos conocer la manera en que funcionan ciertos regímenes especiales. Por ejemplo, un IVA simplificado o un IVA respecto a su recargo de la equivalencia.

Es aconsejable que también seamos conscientes de cuáles son los impuestos y obligaciones de los autónomos, además de saber qué son el NIF y el NIE. Son conceptos con los que tenemos que ir relacionando a lo largo de nuestra carrera como trabajador autónomo. Al cabo de un tiempo, seguramente nos convertiremos en unos expertos en esta materia.

Presentar modelo 303

Una vez que ya sabemos qué es exactamente el modelo 303 y para qué sirve, hemos de saber si estamos obligados a hacer dicha presentación. Si estamos registrados como empresarios o como profesional desarrollando una actividad que esté sujeta al IVA, deberemos presentarlo. No importa el tipo de empresario que seamos (asociación, sociedad, autónomo, sociedad civil, cooperativa, etc). Tampoco se tiene en cuenta el resultado obtenido por la declaración (negativa, cero, a ingresar, devolver o compensar). Además, no están exentos de presentación del modelo 303 los que arriendan bienes o inmuebles, ni los que se dedican a la promoción inmobiliaria.

Otro dato sumamente importante son los plazos para presentar cada modelo 303 en los diferentes trimestres que tiene el año fiscal. Este calendario se dividirá en cuatro fechas marcadas que son:

  • Primera declaración trimestral. Desde el primer día de abril hasta el día 20 del mismo mes tendremos como plazo para hacer la pertinente presentación del modelo 303.
  • Segunda declaración trimestral. Deberemos presentar este modelo del IVA entre el primer día de julio y el día 20 del mismo mes.
  • Tercera declaración trimestral. Tenemos la obligación de declarar mediante dicho modelo  entre el primer día y el día 20 comprendidos en el mes de octubre.
  • Cuarta declaración trimestral. En este último trimestre, se presenta el modelo 303 en el siguiente año. El plazo exacto es entre el primer día hasta el día 30 de enero.

Si optamos por la plataforma online, totalmente recomendable por comodidad y eficacia, deberemos tener en cuenta si nos toca pagar. En el caso de que tengamos un resultado positivo (tengamos que pagar a la Hacienda), contaremos con menos días de plazo, siendo cinco días concretamente en cada mes. Aclarar que los plazos hacen referencia a los días hábiles. Esto quiere decir que si nuestro último día de plazo coincide con un día festivo, se ampliará hasta el próximo día que sea hábil.

Rellenar el modelo 303 del IVA

En este punto, ya que sabemos qué es, cómo y cuándo presentarlo, solamente queda por saber los pasos para rellenarlo correctamente. Es aconsejable que pidamos consejos profesional, si es nuestra primera vez, a un profesional. Un gestor o asesor nos puede orientar si estamos muy perdidos o tenemos muchas dudas e inseguridades. Cualquier error, deliberado o no, puede provocar una sanción por parte de la administración. Es por eso que hemos de tener presente la importancia de este documento y de que esté correctamente cumplimentado.

En la actualidad, este trámite se puede hacer completamente de manera no presencial. Tanto como para obtener el borrador del modelo y mandarlo al organismo correspondiente, se puede hacer de manera online. Bastará con ir a la página web de nuestra Agencia Tributaria y acceder con nuestra [email protected] PIN. Si todavía estamos dados de alta, nos podemos personar en el organismo público, pedir que nos den de alta y un acceso para nuestra cuenta. Es la mejor opción, ya que podremos hacer más trámites desde casa o cualquier lado, a cualquier hora.

modelo 303

Secciones del Modelo 303

En las primeras secciones veremos que nos piden nuestros datos más básicos que sabremos de memoria. No tendremos ningún tipo de problema o dificultad para rellenarlas. Una vez hecho este paso, tendremos que especificar la actividad que estamos desarrollando. Si tributamos mediante régimen simplificado o cualquiera que sea al que pertenezcamos.

Cuando lleguemos a la tercera sección, veremos que tendremos que detallar el IVA. Primero, el IVA que se ha devengado, correspondiente al que aparece en las facturas para clientes, que hemos cobrado. Cuando nos llega esa factura, hemos de ver ese importe cobrado como algo que tenemos que devolver en el futuro. No nos pertenece, simplemente lo guardamos hasta la próxima declaración.

En el apartado del IVA que deducimos, que es el que hemos pagado a los proveedores, indicaremos la cantidad. No se ha de incluir todos los gastos, ya que algunos no están relacionados con nuestra actividad. Hemos de saber los IVA que podemos desgravar y qué porcentaje nos corresponde deducir. Este punto es muy importante, ya que mucha gente aprovecha para meter todo tipo de gastos y cuando llega una inspección se descubre. Las consecuencias son muy negativas, por eso no hemos de arriesgarnos. Por querer ahorrar algo de dinero, caeremos en el riesgo de pagar mucho más.

Resultado de la declaración

Una vez hayamos rellenado todos los datos y las cantidades de los dos tipos del IVA, veremos los resultados. El cálculo, si tenemos que pagar, nos aparecerá de manera automática. Si vemos un importe que tiene un resultado negativo, lo indicaremos en la casilla número 71 y hacienda nos hará la compensación en nuestro próximo trimestre.

Si, por el motivo que fuera, no hubiésemos tenido actividad en todo el trimestre pasado, marcaremos la casilla en la sección número 5 con una cruz. Aunque no hayamos ejercido la actividad, igualmente estamos en la obligación de hacer la presentación de este modelo. Este documento nos quedará en blanco, pero precisamente hay que comunicar de esta situación al organismo público.

En la sección número 7, adjuntaremos los datos de nuestra cuenta bancaria para que la Hacienda proceda a realizar el cobro correspondiente al IVA.
Por último, en la sección número 8 servirá a modo de complementación. Si hiciéramos una declaración de manera complementaria, marcaremos esta casilla con la cruz. Es importante que señalemos el justificante del que nos servimos para nuestra autoliquidación anterior.

Como hemos podido comprobar, no hemos de tener ninguna preparación específica o conocimientos avanzados. Siguiendo estas instrucciones, lograremos rellenar el documento de una manera correcta.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 0,00% le ha gustado.
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas