Plan de pensiones – ¿Qué es un plan de pensiones?

0 3

¿Has llegado a una edad en la que has de plantearte que será de ti cuando ya no estés trabajando? ¿Te preocupa el no tener los suficientes ingresos para disfrutar de tu jubilación y quisieras tener unos ahorros como colchón? En este artículo hablaremos de qué es un plan de pensiones y de todo lo importante que has de saber sobre él. Durante mucho tiempo, un trabajador sabía que si cotizaba un mínimo de años, cuando alcanzaba una determinada edad podía dejar de trabajar. Esa jubilación estaba respaldada por unos ingresos mínimos, en base a lo cotizado en su vida laboral. Era un sistema que hasta hace un tiempo funcionaba, ya que actuaba como una pirámide. El la base, se encontraban los trabajadores, aportando parte de su sueldo para el pago de dichas pensiones. Era un método sostenible, ya que había un numero mayor de población activa generando ciertos ingresos.

Durante la crisis, las oportunidades laborales prácticamente desaparecieron. Esto afectó directamente a nuestra Seguridad Social y al fondo de pensiones. La razón es que cada vez había más personas jubiladas, por el paso del tiempo que trabajadores. Para que este sistema se sostuviera de una forma segura, era necesario justamente lo contrario. Un dato significativa es que se puede decir que por cada un trabajador, había diez pensionistas. Es decir, la cotización de esa persona tenía que llegar para todos. Otra mala decisión fue y ha sido recientemente vaciar nuestro fondo público para las pensiones. El gobierno, para hacer frente a la crisis ha tomado este tipo de decisiones. Todo esto mezclado tiene como resultado unas pensiones insuficientes para llegar a los diez primeros días del mes. Todo ese panorama nacional provoca que la gente se preocupe por su futuro y qué ingresos aproximados recibirá cuando termine la vida laboral.

plan de pensionesPlan de p

Plan de pensiones

Se dice que cuando hay una necesidad, aparece la oportunidad. Previendo la tendencia de España, muchas empresas privadas empezaron a ofrecer un producto que garantiza esos ahorros cuando lleguemos a cierta edad. Cierto es que, desde el Gobierno, sistemáticamente se ha «animado» a que la gente contrate este tipo de servicios. La tendencia, hasta entonces, estaba siendo clara; privatizar como en Estados Unidos. A la vez que se hacían recortes en sanidad, educación y pensiones, empresas privadas ofrecían este tipo de servicios. A lo largo de este texto encontrarás información del concepto plan de pensiones y consejos para futuras decisiones que podamos tomar. Este tipo de producto no se contrata cuando estamos a punto de dejar de pertenecer a la población activa. Está pensando para actuar con previsión y contratarlo veinticinco o cuarenta años antes. Más adelante, especificaremos las características esenciales y detallaremos las condiciones o requisitos.

Un fondo de pensión es el patrimonio que se crea para cumplir con ese plan a futuro. Se trata del patrimonio que se separa, carente de personalidad jurídica. Es cedido a una entidad llamada EGFP (Entidad Gestora para Fondos de las Pensiones) para la gestión oportuna. Este tipo de entidades son sociedades mercantiles únicas para la gestión exclusiva y la administración del fondo de las pensiones. Nuestra DGS (Dirección General de los Seguros y los Fondos de Pensión) se encarga de supervisar tanto su actividad como su creación. Como dato a destacar, una compañía dedica a Seguros no necesita crear la EGFP para poder administrar un fondo de pensión. Para ello, ha de estar autorizada a trabajar en ramo de Vida y cumplir ciertos requisitos establecidos en la correspondiente normativa. Este tipo de productos nos puede ayudar a saber cómo planear el retiro y poder cumplir años sin preocuparnos en lo que pasará.

Entidad Gestora

Una Entidad Gestora cobra la comisión en concepto de la gestión. Pero será en todo caso igual o inferior al 1,% anual en cuanto al valor de cuenta en posición imputada. Por otro lado, un fondo de pensión necesita la Entidad Depositaria de los Fondos de las Pensiones. La función principal es custodiar y depositar esos valores mobiliarios y otros activos financieros que se han integrado en dicho fondo.

El límite que lleva un depósito como comisión es del 0,25% respecto al valor efectivo de ese patrimonio correspondiente al Fondo. Dependerá de los planes inscritos a ese mismo Fondo de las Pensiones para que sea Mutiplan o Uniplan. Otro aspecto fundamental, y el más importante, es la rentabilidad del plan de las pensiones directas o mediante fondos. Esta ha de ser, como mínimo, igual a la subida del IPC para que su existencia esté compensada. Si su rentabilidad estuviera en un número inferior, estaríamos perdiendo ahorros. En este punto, hemos de fijarnos la jubilación o poder recuperar el plan de pensión.

Como hemos señalado antes, una gran cantidad de empresas privadas están ofreciendo este servicio o parecido. Antes de contratar cualquier producto, hemos de analizar al detalle las características, exigencias y plazos. Aunque la idea principal sea ir ahorrando poco a poco para disponer de ese dinero en un futuro, no todas las opciones son las más recomendables. De hecho, ciertas empresas están ofreciendo esta posibilidad pero con productos de muy baja calidad y demasiado exigentes para el cliente. Es por este motivo que se ha de hacer la correspondiente comparación y siempre dejarse aconsejar por un profesional contrastado y de confianza. Aun así, no hemos de hacer caso en todo lo que nos recomienden, ya que puede haber otros intereses superpuestos al nuestro. Es nuestro futuro y hemos de prestarle atención.

Plan de pensiones y modalidades

– Sistema individual. Cuando el promotor está formado por distintas entidades financieras o solamente una y los participantes pueden ser cualquier persona física.

– Sistema de empleo. Cuando una empresa es quien promueve el producto y el trabajador de la compañía participa. Un empresario individual es también aceptado en este ámbito empresarial. En un plan de este sistema podemos encontrar una famosa modalidad llamada Plan de la Promoción Conjunta. Una característica que distingue a este plan es que se trata de varias empresas actuando como promotoras, no una. En este método se cubre a PYMES, al hacer más sencillo y económico si este tipo de empresas decida ofrecer este plan para pensiones a los empleados. El objetivo de nuestra administración es conseguir que se implemente esta previsión complementaria social en las empresas más destacadas de nuestra economía. El motivo es que son las compañías que cuentan con más empleados y que más impacto pueden tener.

– Sistema asociado. En este caso, los promotores o promotor es cualquier sindicato o asociación del plan que participan los afiliados, miembros o asociados.

En base a las estipuladas obligaciones, un Plan de Pensión ha de ajustarse a las siguientes modalidades:

  • Plan para aportación definida. Es un plan en el que se establece esa aportación. Su cuantía, en cuanto a esas prestaciones, no se conoce antes de que se produzca dicha contingencia (fallecimiento, invalidez o jubilación).
  • Plan de una prestación definida. En este plan se sabe con anterioridad qué prestación se percibirá. La única incógnita pendiente es qué aportaciones son necesarias para conseguir dicho objetivo.
  • Plan mixto. En este tipo de plan se dan las dos anteriores circunstancias de manera simultánea. Suele ser un plan con sistema de empleo y la contingencia para jubilarse es el compromiso para aportar de manera definida. No obstante, se establece previamente la prestación si se da una invalidez o fallecimiento (prestación definida). Un plan como este o de sistema asociado tiene la posibilidad de pertenecer a estos tres grupos explicados. En lo que respecta al sistema individual, únicamente pertenece a la aportación definida.

plan de pensiones

Consejos

Existen muchas preguntas y dudas cuando se habla de un plan de pensiones. En este apartado, daremos una serie de consejos que nos ayudarán a tener una perspectiva ventajosa para tomar la decisión adecuada. Todo va a depender, en gran parte, de nuestra situación, circunstancias o pensamiento para un futuro a medio y largo plazo.

Evaluar nuestra situación.  Antes de dar cualquier paso, incluso de pedir información, hemos de analizar nuestras circunstancias. Con la ayuda de una hoja y bolígrafo, detallaremos todo factor que defina nuestra situación. No solamente en el presente, sino nuestra idea o intención para el futuro. Aclarando las ideas y estableciendo unas metas a seguir, tendremos mucho más claro  qué camino recorrer.

Análisis y viabilidad. Una vez estemos buscando información, hay que analizar cada letra del producto que vamos a contratar. La primera referencia debe ser la compañía. Empresas como BBVA o Mapfre son un valor seguro en cuanto a garantías y solamente hemos de acertar con nuestra elección. Cuando hayamos encontrado el producto ideal, hemos de calcular si a medio y largo plazo vamos a ser capaces de cumplir con las responsabilidades que aceptaremos.

Plan de acción. Antes de dar el paso a contratar este tipo de productos, hemos de saber la razón de por qué empezar a ahorrar siendo joven y cómo proteger los ahorros en épocas de crisis. Cuando estos conceptos hayan quedado claros, en nuestro cuaderno, haremos los cálculos pertinentes. Se trata de saber cuál es el gasto mensual en los próximos doce meses, como mínimo. Además, se ha de tener claro también el gasto anual durante los próximos años y la seguridad de contar con los recursos necesarios.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas