Cómo Planear el Retiro

0 9

Cuando uno se va haciendo mas mayor se da cuenta de que algún día tendrá que retirarse del trabajo. Cuando llega el retiro ya no somos capaces de trabajar o no estamos en condiciones para ello. Por esto mismo es necesario planificar con antelación que se va a hacer en esta etapa de la vida.

Planear el retiro no es una tarea sencilla. Como vamos a estar muchos años para poder llegar a la edad de retiro, y como vamos a estar de igual modo muchos años en el retiro, el retiro es algo que se debería planear con mucho detenimiento y astucia. Puede que sin planear nada adicional ya te sea suficiente con tu situación actual. O puede que necesites ahorrar mas y planificar mejor

Cuanta mas esperanza de vida mas tiempo de retiro

La esperanza de vida es muy alta en los países desarrollados, cada año aumenta un poco mas. Por esto mismo el retiro dura mucho tiempo y hay que estar preparados para ello. Nadie quiere llegar a la vejez y darse cuenta de que está desamparado sin recursos para vivir.

Estas cuestiones son las que hacen tan importante la planificación adecuada del retiro. Para ayudarte en dicha planificación en este artículo veremos como se puede hacer.

 

Cómo Planear el Retiro

Lo primero que tenemos que saber para planear el retiro es que se va a necesitar una vez estemos retirados.

Las necesidades básicas son lo mas importante esto es común a todas las personas. A continuación tenemos necesidades accesorias que varían de unos individuos a otros, en este punto se puede producir una gran variación. Mientras que para algunos su única afición es jugar a las cartas y ver el fútbol, otros pueden querer ir a grandes óperas y gastar mucho dinero en ropa. Esto hace difícil calcular cuanto se necesita para cubrir necesidades accesorias.

Comenzaremos por las básicas.

Necesidades básicas

Las necesidades básicas que considero son las siguientes:

  • Vivienda.
  • Alimentación.
  • Suministros como la electricidad.
  • Medicación.
  • Ropa.

Estas son las necesidades mas importantes bajo mi consideración. Puede que existan otras pero no creo que sean estrictamente necesarias para vivir.

En el apartado de las medicinas hay que tener en cuenta que a medida que nos hacemos mayores nuestra salud empeora y casi todos vamos a necesitar medicación en algún momento de nuestra vejez.

También hay que tener en cuenta que estos cálculos los debemos realizar como si no fuésemos una persona consumista que despilfarra. Para evitar el consumismo mira este otro artículo.

Sabiendo estas necesidades básicas ya nos podemos hacer una idea de lo que nos va a hacer falta una vez seamos ancianos. Pero aquí surge un problema.

Es difícil saber el coste de los bienes en el futuro

No se puede saber con certeza cuanto van a costar cubrir nuestras necesidades básicas en el futuro. Puede que el precio de las viviendas crezca a un 10% de media anual de aquí a 40 años. Puede que el precio de los alimentos se mantenga constante. Es casi imposible saber la tendencia de futuro. Pero si vivimos en la Unión Europea, y salvo si hay un cambio radical en la política monetaria del BCE, sabemos que la inflación estará entorno al 2%. Esto nos da una idea de cuanto van a costar los bienes en el futuro.

Necesidades secundarias

Este tipo de necesidades entrarían en la categoría de hoobies o aficiones. No son estrictamente necesarias para vivir pero hacen nuestra vida mucho mejor. Como ya dije antes es complicado determinar cuanto valen ya que varían de un individuo a otros.

Lo mejor que podemos hacer en este caso es hacer un cálculo actual de lo que cuestan nuestras aficiones y estimar cuanto vamos a estar practicándolas en el futuro.

Ya sabemos lo que necesitamos

Ahora ya sabemos lo que vamos a necesitar en el futuro. Es el turno de saber como lo vamos a poder financiar.

Básicamente como fuentes de ingresos que podemos contar en el futuro tenemos las siguientes:

  • Sistema de pensiones público.
  • Fondo de pensiones privado
  • Otros métodos de ahorro e inversión.

En otros métodos de ahorro e inversión a lo que me estoy refiriendo es a invertir por nuestra cuenta en activos financieros o en activos reales. Tales como; bonos del tesoro o acciones para los activos financieros, casas o coches para activos reales. Esta es una gran idea para planificar un retiro e incluso para poder retirarse antes de tiempo si se hace bien. El problema es que hace falta tener conocimientos en finanzas para poder optar a esta alternativa de forma segura.

Financiación

Bien en el caso de la financiación empezamos con el sistema de pensiones público. En este caso ya sabemos con antelación lo que vamos a recibir una vez nos jubilemos y además en que condiciones lo vamos a recibir. Lo mejor que podemos hacer para saber esto es utilizar una de las múltiples calculadoras online introduciendo nuestros datos personales.

En los últimos meses se ha puesto en duda la solvencia del sistema de pensiones público, pero lo cierto es que hoy por hoy y salvo algún cambio el sistema funciona y lo seguirá haciendo.

El sistema público de pensiones es la primera fuente de financiación

La pensión que vamos a recibir por la Seguridad Social puede sernos suficiente para cubrir todos nuestros gastos futuros. En este caso no tendríamos porque preocuparnos mas tiempo sobre este tema.

Pero no todo el mundo lo va a tener tan fácil. Muchos van a necesitar mas cuando se jubilen simplemente quieren asegurarse mas dinero.

Para poder recibir mas de lo que estipula el sistema público de pensiones debemos recurrir a un fondo de pensiones privado.

Un fondo pensiones no es mas que un fondo de inversión de muy bajo riesgo en el que se realizan ingresos de manera periódica. Es muy difícil sacar dinero de este fondo antes de jubilarse y la idea es que se reserve todo una vez llegue el retiro.

Que sea un fondo con muy bajo riesgo no quiere decir que no tenga ninguna rentabilidad. Por lo general estos fondos dan una rentabilidad entorno al 2% anual. En algunos casos esta rentabilidad puede ser mayor. En otros también de manera excepcional pueden producirse pérdidas, aunque esto es raro ya que normalmente invierten en activos muy seguros.

La principal diferencia que tiene el fondo privado con el sistema público es que uno saca lo que haya metido. A diferencia del público en el que se tienen una cantidad asegurada en función de lo que se haya cotizado independiente de la cantidad cotizada total.

El fondo de pensiones privado complementa o incluso supera al público

Entonces cuanto mas dinero metamos al fondo durante nuestra vida laboral, mas vamos a obtener cuando nos jubilemos. En algunos casos el fondo de pensiones privado puede incluso superar en remuneración al público, todo depende de cuanto dinero hayamos metido en el.

Otros métodos

En otros métodos como ya dije antes incluyo lo relativo a una actividad como inversor casi profesional. Operando en la bolsa de acciones y demás mercados de activos financieros. Por ejemplo invirtiendo en el conocido Bitcoin. Y por supuesto en el mercado de activos reales como la vivienda o materias primas.

Este método si se efectúa bien puede hacer a uno muy rico. O por lo menos garantiza un dinero de sobra para la jubilación. El problema es que solo se debería optar por esta opción si se tienen unos conocimientos básicos de finanzas. En caso contrario es arriesgar demasiado. Si no se sabe lo suficiente es una opción que no recomiendo. Con los ahorros es mejor optar por lo seguro.

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas