Firma digital – ¿Qué es?

0 8

¿Te gustaría conocer alguna manera de realizar trámites, compras y otras operaciones en línea, con una identificación segura? ¿Has oído hablar de los diferentes métodos que existen para comprobar la identidad de una persona? En este artículo hablaremos exactamente de qué es firma digital y de todo lo que has de saber sobre ella. A pesar de que suene parecido y parezca lo mismo, no debemos mezclar el significado con el de firma digitalizada o electrónica, ya que no es lo mismo. El tipo de firma sobre el que hablamos aquí posibilita al que recibe un mensaje firmado de manera digital, identificar a esa entidad que ha originado el mensaje (no repudio y origen autenticación). Mediante un proceso de criptográfico, se garantiza que no ha habido ningún tipo de alteración en el mensaje desde que el originador firmó (integridad). También puede que nos interese saber cómo tener una firma bonita.

El proceso para crear esa firma digital se llama algoritmo para la generación de la firma o algoritmo para la generación de la firma digital. Para verificar la autenticidad de esa firma digital, se consigue a través de un algoritmo para la verificación o algoritmo para la verificación de la firma digital. El mecanismos o esquema de esta firma se basa en el algoritmo para generar una firma y el algoritmo para la verificación asociada. Este procedimiento o proceso de la firma es el algoritmo que genera esa firma digital, con el método que formatea datos en los mensajes que hayan de firmar. Al margen de que nos permita, por ejemplo comprar tabaco por internet o realizar otro tipo de compras, es importante para determinados procesos y trámites. Aun así, hemos de tener cuidad con las distintas estafas muy conocidas por Internet. Ante todo, hemos de tomar precauciones para evitarlas.firma digital

Firma digital

Para cumplir con el esquema de una firma y sea válido, han de cumplirse varias características necesarias. En cuanto a la firma y su validez, existe la garantía de que es imposible la falsificación de la firma, protegida por el firmante y su manera de firmar. Cuando se trata de una firma manual, este secreto se constituye por unas características grafológicas que pertenecen al firmante. Esto dificulta mucho las probabilidades de que puedan falsificar esa firma, ya que cada uno tiene una forma de escribir muy personalizada. Ya de entrada, con un análisis simple, se puede saber con que mano se ha escrito, con derecha o izquierda. En un estudio profundo de la firma, se puede determinar si ha sido esa persona o no.

En lo que a firma digital respecta, la información conocida por la persona que firma es de manejo exclusivo. Se trata de su clave secreta que sirve para generar esa firma. La máxima seguridad de este tipo de firmas se garantizan cuando sea:

– Infalsificable. Si se pretende falsificar la firma digital, el infractor ha de enfrentarse a distintos problemas de matemáticas altamente complejos. En otras palabras, esta firma es segura de manera computacional y depende de ese mensaje.
– Viable. Al margen de su alta seguridad, esto no quiere decir que haya de contar con un proceso difícil de llevar a cabo cada vez que se firma. Esta ha de contar con un sencillez a la hora de que el firmante la genere.

– Verificación posible. Otro aspecto que ha de cumplir es que cuente con un proceso para la verificación factible y fácil. El que recibe la firma o, en trámites legales, una autoridad competente o el juez ha de poder comprobar su autenticidad.
– Única. Este aspecto depende únicamente de la persona que firma y es la única que ha de generar esa firma, haciéndola infalsificable.
– Innegable. Pese a cualquier intento posterior a esa firma, la persona que ha generado y utilizado la propia, no ha de poder negar con éxito su firma. Esto quiere decir que no hay posibilidad alguna de que la firma no sea relacionada con esta persona.

Tipos de firma digital

– Firma hacia adelante segura. La intención principal que se intenta conseguir con este tipo de esquemas para firmar es la extensión del algoritmo para firma digital con el algoritmo para actualizar la clave. Este proceso ha se lograr que esa clave secreta se cambie de una manera frecuente, al mismo tiempo que la pública no cambia. Hacia delante, es seguro este esquema resultante, si conocer dicha calve secreta en el momento temporal no permite la falsificación de esa firma correspondiente al anterior período de tiempo.

– Firma con la agregación. El sistema para firmar con la agregación está basado en la generación de firma digital que da la posibilidad de agregarlas. Se refiere cuando una firma dada sobre el distinto mensaje original de usuario diferente permite añadir todo en sólo una firma. Con todo mensaje original y este tipo de firma es posible garantizar a cualquier persona que verifique que el usuario firmó ese mensaje, la originalidad del mensaje y dónde se produjo dicha firma. Es una característica útil cuando se comprime una cadena de firma utilizada, por ejemplo, en una cadena para certificar las PKI. También en una cadena de una firma utilizada en una versión segura de un protocolo enrutado BGP.

– Firma multipartita para adhesión dinámica. Conocida en inglés por «Dynamic Multi-parte Memberhsip Signature» (DMMS), es cuando se abstrae el tipo de la firma propuesto por un sistema en cadena de los bloques. En ellos, el nodo firmante no seguro o fiable (mineros), firma diferentes transacciones y recibe retribuciones por esta acción. Se establece la firma para la información mediante un consejo de minero. Para ello, se ayudan de varios tipos algorítmicos como la prueba de la participación o del trabajo.

Clasificación

Dependiendo de la manera en la que la firma es construida, se puede clasificar de las siguientes maneras.
Esquema digital de firma basado en el tipo de técnica:

– Cuando se basa en el dispositivo físico y su supuesta seguridad. El dispositivo, puede ser la tarjeta inteligente, cuenta con una resistencia a las modificaciones si cree que es complicado acceder a una clav secreta que la tenga almacenada. Por ello, se puede utilizar la tarjeta inteligente con el algoritmo de criptografía que construye la firma digital de esta manera:

La persona que firma posee esa tarjeta inteligente que únicamente puede cifrar con la clave secreta C1. Cada persona que verifica tiene la tarjeta inteligente que únicamente podrá descifrar con su calve secreta C2. De esta forma, lo que se cifra por C1, solamente es posible que lo verifiquer C2. Tanto C1 como C2 pueden tener igualdad (clave de simetría). En este mecanismo se hace frente al problema para almacenar e instalar con seguridad esas claves en dichas tarjetas inteligentes. Es muy complicado conseguir la falsificación de una firma si ese dispositivo tiene resistencia a las modificaciones.

Basado en la criptografía de la clave simétrica. Se han creado diferentes protocolos en cuanto al a firma y se basan en la clave secreta y su criptografía. No obstante, la existencia del tipo de criptografía asimétrica se encuentra en un proceso de recesión. El motivo es la superioridad conceptual y operacional en un gran porcentaje del contexto para su utilización. Podemos encontrar los siguientes esquemas de firma:

  • Desmedt
  • Clave simétrica Rabin
  • Lamport-Diffie
  • Matyas-Meyer

Son esquemas basados en su uso para la función de un sentido. Una desventaja importante es que estos esquemas cuentan con un complicado tamaño para claves y firmas. Solamente se podrán utilizar un número determinado de ocasiones (habitualmente de manera única). Se han propuesto optimizar estos algoritmos y también proporcionado la generalización de este tipo de método. Los esquemas mencionados han permitido construir operaciones con mayor complejidad actuando como primitivas.

firma digital

Más tipos

– Criptografía con clave asimétrica. Existen varios protocolos para la firma que se basa en una criptografía de la clave asimétrica. Su uso para una firma digital está basada en un concepto de las funciones en un sentido solo con trampa. Es fácil la computación de esas funciones en esa única dirección y complejas para computar en una dirección distinta. A excepción de que tengamos conocimientos de esa información «trampa». Se puede firmar de manera digital la información por su signatario, si este modifica esa información con la clave secreta (información trampa). La persona que verifica esa firma digital, lo hace mediante la aplicación para transformar en un sentido sencillo, a través de su clave pública.

Como hemos podido comprobar, existen seguros proceso para utilizar de una manera frecuente y tranquila esta firma digital. Esto no quiere decir que no tengamos que tomar ciertas precauciones. En este sentido, se encuentra en constante evolución con el fin de elevar el nivel de seguridad. Seguramente nos preguntaremos que si hace falta seguir mejorando, puede significar que ahora no sean del todo seguro. Podría ser una afirmación incorrecta, ya que el motivo de la continúa mejora y desarrollo es el siguiente. Cuando se crea un proceso para proteger datos, siempre hay otro desarrollo por falsificadores que intentan romperlo. Esto provoca que se adquieran los avances tecnológicos con este fin y para evitar este escenario, es primordial seguir mejorando los diferentes protocolos.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas