¿Cómo trabajar en equipo?

0 41

Para funcionar eficazmente toda empresa u organización necesita de un perfeccionamiento organizaional bien potenciado y definido. Para lograrlo, una de las tendencias con más fuerza empresarial en la actualidad es el trabajo en equipo; que no es lo mismo que organizar grupos de trabajo.

Trabajar en equipo comprende una acción empresarial más que necesaria para toda empresa o asociación autónoma. Sin embargo, muchos jefes o gerentes de orden tienen dificultades para promover y propiciar el trabajo en equipo entre los participantes de una organización.

En consecuencia, hemos considerado este punto bastante importante para la estructuración de tu nuevo negocio. Por ello, en este post te daremos algunos tips para potenciar el perfeccionamiento empresarial de tu empresa a partir del fomento del trabajo en equipo.

Lo primero que necesitamos explicarte es qué es el trabajo en equipo y diferenciarlo de la organización de grupos de trabajo. Pues, a partir de aclararte las dudas sobre estas nociones podrás ampliar tus expectativas sobre el tema y visualizar las situaciones que se te presentan a diario en tu organización.

¿Qué es el trabajo en equipo?

equipo

Generalmente, toda empresa cuenta con  participantes que deben trabajar en conjunto para alanzar los objetivos organizacionales. Sin embargo, algunas organizaciones mantienen a sus  participantes cumpliendo funciones individualizadas orientas al mismo fin. Esta estrategia de gestionar u organización de los recursos humanos comprende la estructura de los “grupos de trabajo”.

Los grupos de trabajos se caracterizan por tener un líder como figura de autoridad; quién será el responsable de la toma de decisiones y del patrón de acciones que deberán seguir los demás  participantes del grupo. En cambio, en un “equipo de trabajo” las decisiones se toman de manera democrática y en conjunto, repartiendo funciones y responsabilidades por igual o de manera integrada.

En otras palabras, en los “equipos de trabajo” la opinión de todos tiene el mismo peso, en cambio en los “grupos de trabajo” el líder tiene la última palabra y el resto debe adaptarse a ello. Esta característica es una de las más representativas en la diferenciación de los dos modelos de negocio más populares del mundo: el tradicionalmente vertical y el de estructura horizontal con funciones compartidas.

Por esta razón, un equipo de trabajo se caracteriza por:

  1. Comprenderse por participantes que colaboran en todas las acciones ejecutándolas de manera colectiva.
  2. Proporcionar mayor posibilidad de solventar problemas surgidos inesperadamente, pues al contar con más personas que proporcionen ideas se minimiza el margen de error y los efectos de las limitaciones.
  3. Generan un ambiente de trabajo emocionalmente estable y de confianza. Lo cual, potencia el desempeño y satisfacción laboral, lo que se traduce en mayor productividad y beneficio para la empresa.
  4. Los equipos de trabajos son mucho más rentables para una empresa, y mucho más sustentables que la contratación de especialistas para cada área.

¿Cómo propiciar el trabajo en equipo?

En una empresa, el gerente o la junta directiva, debe preocuparse y ocuparse de gestionar adecuadamente el talento humano con el que cuentan. Para ello, existen diferentes métodos y estrategias de organización de recursos humanos que pueden utilizar.

equipo

Si tienes una pequeña, mediana o gran empresa; o si formas parte de un grupillo de autónomos con intención de formalizar una organización o fundación, te mostramos a continuación algunas alternativas para potenciar el recurso humano que tienes en tus manos:

Capacita a tu equipo

Como en el deporte, los equipos de fútbol invierten mucho tiempo practicando para llegar a ser excelentes y ganar los partidos. De este mismo modo, los gerentes deben capacitar a sus empleados a partir de la práctica y no solamente de la teoría.

Esas famosas charlas de capacitación o aburridos seminarios empresariales no dan mucho resultado que se diga. Sentarse a escuchar por horas a una persona hablando, no va a hacer más diestros a tus empleados en las funciones que deben desempeñar.

Lo más recomendable son los talleres prácticos y la evaluación en acción; para que ellos sean corregidos en el acto y vean el significado de las nociones que se les puede enseñar.

Motiva a tu equipo

La motivación empresarial es una de las estrategias que mejor resultado arroja en los índices de producción y desempeño. Está comprobado a partir de estadísticas realizadas por expertos; que un personal motivado y satisfecho produce un 70% más que uno personal insatisfecho o desmotivado.

La desmotivación laboral no solo incurre en bajar en índice de producción; sino que puede causar incluso la paralización de procesos importantes dentro de una organización. Por lo tanto, como gerente de tu empresa es vital que te mantengas bien informado; respecto al nivel de satisfacción laboral que le estás ofreciendo y brindando a tus empleados.

Una manera de motivar al personal es no ser controlador como jefe. También, a través del método de recompensa por desempeño; la cual consiste en recompensar económicamente a los  participantes que cumplan de manera óptima su desempeño además de los beneficios según la ley que les corresponden como la seguridad social; según objetivos específicos planteados. Otra manera es hacerles reconocimiento público, a partir de títulos como empleado del mes o empleado del año. También funcionan excelentemente las actividades de recreación grupal, como fiestas, viajes o alguna otra actividad en grupo para convivir.

Invierte en tu equipo

equipo

Invertir en tus recursos humanos es una de las decisiones más sabias que como gerente puedes hacer. Existen muchos tipos de inversión, estas pueden ser económicas o no económicas. Lo importante es que estudies las debilidades y fortalezas de tu equipo; para que puedas tomar decisiones asertivas respecto a las inversiones que necesitas hacer; para mejorar la capacitación, la motivación y el desempeño.

Recuerda que la inversión no solo se trata de mejorar o minimizar las debilidades de tu equipo de trabajo; también es importante que inviertas en potenciar las fortalezas del talento humano; para convertir cualquier posible amenaza en una oportunidad para alcanzar el éxito. Conformarse con lo bueno no debe ser tu objetivo; la meta a seguir es alcanzar la excelencia y todos los máximos beneficios que esta puedan involucrar para tu empresa.

Tips

  • Ofrecerle a los participantes de una empresa la oportunidad de participar en actividades para la capacitación en la gestión de sus emociones es una buena idea. Ya es conocido que las terapias de grupo ayudan mucho a mejorar el autoestima en las personas y eso les da un bienestar  que irradia hacia los demás. Por ello, te recomendamos para que tu empresa mantenga un ambiente laboral estable y agradable ofrecer terapia de grupo e incluso sesiones individuales con orientadores o psicólogos; en caso de que algún miembro esté pasando por problemas personales que puedan afectar su desempeño laboral.
  • Como gerente o directivo, mantener una actitud respetuosa y cortés con el personal a tu cargo tendrá un impacto positivo en las relaciones empresariales. Recuerda que tener autoridad no implica ser dominante ni grosero; por el contrario, el jefe debe mostrarse como el más servicial y humilde de todos los miembros de una empresa, pues debe dar el ejemplo para que el resto lo tomen como un modelo a seguir. Muchas veces pasa que los empleados pierden el respeto por sus jefes, esto se debe a que no se ha cultivado la confianza ni se ha dado el ejemplo en acciones y actitudes específicas.

Como pudiste ver, trabajar en equipo no es difícil. Además, es beneficioso para tu empresa, siempre que la disposición y motivación empiece por la cabeza de la organización.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.