Cómo supervisar al personal

0 171

Cuando estamos en una empresa y somos trabajadores rasos hay cosas que no tenemos que hacer. Si estás en un puesto de trabajo donde tienes que estar pendiente de los demás trabajadores lo mejor será que seas una persona con cualidades específicas. Normalmente cuando eres el jefe de plantilla tienes que supervisar a todos los empleados para que todo vaya perfectamente. Si todo va bien nos encontraremos con una empresa que fluye bien. Cuando las cosas fluyen bien la productividad de la empresa sube y por lo tanto los beneficios que a todos importa. Te vamos a enseñar cómo supervisar al personal.

Cuando las cosas fluyen bien la productividad de la empresa sube y por lo tanto los beneficios que a todos importa. Te vamos a enseñar cómo supervisar al personal.

Si eres un jefe de personal no debes de parecer una persona exagerada. Está bien que los empleados te vean con respeto, pero tampoco deben de verte como un ogro. Si no tienes la suficiente confianza con tus empleados pondrás una barrera y esta barrera nunca será buena para las relaciones interpersonales. No puedes ser un supervisor desganado tampoco, pues esto se transmite a la plantilla y pueden tomar la misma actitud. Esto no es positivo para la empresa ¡ten cuidado con esto!

Cuando se es el jefe de la plantilla normalmente se es una persona bastante preparada para el puesto. Tiene que mirar para que todo se consiga como se quiere, pero también no parecer una persona obsesionada con el trabajo y con que los demás trabajen y trabajen. Con unos buenos modales y una buena educación de base todo este trabajo será muy fácil para un supervisor en el ámbito laboral sin lugar a dudas.

¿Qué vamos a usar para poder ser un buen supervisor en el área laboral?¿cómo controlar al personal?

  • Necesitarás ser una persona que transmita mucha confianza al resto de las personas del equipo de trabajo. Si los empleados no tienen confianza en sus superiores van al trabajo desganado e incluso hay días que con miedo a lo que pueda pasar o a lo que le pueden decir. La confianza no aparece en un solo día, está claro que es algo que se tiene que forjar con el tiempo.  Lo normal es que cuando el jefe y el empleado llevan mucho tiempo trabajando juntos se forje el vínculo seriamente.
  • El supervisor tiene que tener ganas de ser líder. La característica de un jefe es la de líder. Si un jefe no tiene esta característica será una persona que tenga miedo a mandar. Tendrá miedo a que lo sigan. Si no eres demasiado líder es algo que tendrás que profundizar en tú personalizar.
  • El jefe es una persona que tiene que llegar al trabajo con una forma entusiasta. Si el jefe va al trabajo con cero ganas se lo transmitirá al resto de trabajadores.

El supervisor tiene que ser siempre objetivo a la hora de controlar al personal

  • Un supervisor tiene que ser siempre una persona objetiva. No puede basar sus actuaciones en algo subjetivo. Si es subjetivo no llevará las cosas bien.
  • Un buen jefe debe de ser una persona muy paciente. La paciencia como se dice es el amigo de la ciencia y tiene que ser verdad, pues un jefe que no tenga paciencia no podrá llevar adelante un gran número de trabajadores. Cada trabajador le dará un problema específico y tendrá que tener kilos de paciencia para llevar a cabo el día  a día.
  • Cuando se es jefe de una empresa se debe de tener compromiso con el trabajo y con los demás. No puedes ser jefe de algo que no te importa. Nunca lo llevarías bien. Debes de ser responsable con lo que tienes entre manos.
  • La racionalidad es algo que tiene que tener un buen jefe. No debe de ser muy visceral y dejarse llevar de buenas a primeras. Si el supervisor es una persona muy emotiva tendrá problemas para poder liderar un buen equipo. El criterio es otro de los valores que debe de tener un buen jefe.

Cuando las cosas fluyen bien la productividad de la empresa sube y por lo tanto los beneficios que a todos importa. Te vamos a enseñar cómo supervisar al personal.

Pasos para poder ser un buen supervisor para controlar al personal

  1. Cuando se es supervisor normalmente se tiene que hacer acciones en la que hay que mirar bien a un grupo de trabajadores para que lleven a cabo las tareas propias, pero de forma óptima. Hay que poner una pose que no sea negativa, muy tenaz y responsable. No se puede saltar a la torera algo que  resulte no favorable o nada profesional sin convertirnos en personas autoritarias y sin nada de empatía.
  2. Tenemos que poseer siempre una cierta amabilidad y educación con nuestros trabajadores o con las personas que tenemos que llevar hacia delante. Cuando las cosas se dicen con amabilidad se consiguen muchas cosas. No es lo mismo pedir algo de forma grosera que de forma amigable. Lo que hay que evitar es la tensión que se puede provocar debido a una falta de tacto por parte del supervisor.

Más pasos para ser un buen supervisor ante el personal

  1. Cuando una persona es amable con el trabajador la producción en el trabajo de este es mucho mejor. Es algo que se ha estudiado.
  2. Trabajar con más personas es algo muy gratificante, pero si no se hace de buena manera puede ser un despropósito. Cada persona tiene que tener un determinado rol en el equipo. El supervisor tendrá que poner a hacer cosas que sepan cada uno de estos trabajadores. No deberá de poner nunca a hacer una cosa a una persona que no sabe del tema. Todo esto puede generar cierta tensión que se notará en el trabajo de equipo.
  3. Si un supervisor ve que un trabajador suyo es lento en su puesto de trabajo o no lo realiza de forma correcta tiene que ponerse manos a la obra. No puede dejar que esto siga más tiempo adelante, pues la productividad de la empresa caerá en picado. Los empleados deben de tener la máxima confianza con el supervisor para poderle hacer preguntas de lo que no saben hacer. Cuando se tiene una duda acerca de una acción lo mejor será preguntarlo a una persona que sepa del tema. Lo peor es tener miedo a un supervisor y no realizar la tarea bien por culpa de verlo como a un auténtico ogro. Por desgracia hay muchos supervisores que no saben hacer las cosas bien y todo se le va de las manos.

Todo cuenta para supervisar al personal

Todas las acciones que realicen los trabajadores son importantes. Habrá que vigilar todo tipo de cuestiones: el tiempo de trabajo, el cómo lo realizan, cual es el temperamento en relación al trabajo, etc. Todas las minucias serán tenidas en cuenta si o si. Si eres el jefe, pero tienes por encima a otro jefe, lo mejor que puedes hacer cuando se genera un problema es traspasarlo a este jefe supremo. Si por el contrario eres el jefe supremo serán tú el que tienes que ponerte manos a la obra y solucionar cualquier altercado que pueda ocurrir.

Tienes que ser una persona que esté tranquilo con sus propias acciones. Ser jefe y ser una persona muy nerviosa no casa. Los nervios no son buenos consejeros y cuando hay un problema lo mejor será tomar mucho aire y hacer las cosas bien. Paso a paso se podrá llevar a cabo todo con sumo acierto. Nuestra actitud tiene que ser muy racional y debemos de abandonar toda emotividad posible en las actuaciones para la solución de los problemas.

Es importante saber hasta que punto puedes llegar en la supervisión del personal sin entrar dentro del acoso laboral

El supervisor tiene que tener mucha empatía

Siempre nos enseñan que no hagamos lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros. Esto es algo que debemos de adaptarlo al tema laboral. El supervisor tiene que ponerse en la piel de su empleado. Es la única forma de poder hacer las cosa bien dentro de una empresa. A un supervisor no se le puede tener miedo nunca. El supervisor debe de mostrarse  cercano a los empleados.

Hay muchos supervisores que no se ven capaces de controlar un equipo de personas en el ámbito laboral. No tener confianza en si mismo es algo muy negativo para este tipo de acciones. Tiene que ser una persona muy segura de lo que está haciendo. Si un trabajador un poco conflictivo ve que el supervisor es un poco blando o no sabe hacer su trabajo se aprovechará de la situación y le puede hacer la vida imposible. La confianza en uno mismo es algo que se da a los demás con el trato diario en el punto de trabajo. No pueden ver un grado de no seguridad los trabajadores.Si esto sucede  algunos trabajadores no tomarán en serio al supervisor.

Cuando las cosas fluyen bien la productividad de la empresa sube y por lo tanto los beneficios que a todos importa. Te vamos a enseñar cómo supervisar al personal.

Consejos a seguir para poder ser un buen supervisor

  • Sigue todos los pasos que te hemos presentado para que puedas ser el mejor supervisor. Podrás controlar al personal de la mejor manera posible. No caigas en el error de hacer algo que no sea positivo, pues todo lo avanzado puede atrasar todo lo demás.
  • No dudes nunca de preguntar a alguien que sepa más que tú. Esto no será un síntoma de inferioridad o de no tener confianza en ti mismo, será algo bueno, pues el querer saber cosas nuevas te dará un plus como persona. El querer aprender a diario dice mucho de una persona. No lo dudes y pregunta si tienes alguna duda en cualquier ámbito.

Más consejos que seguir

  • Lee libros sobre liderazgo donde podrás encontrar una gran infinidad de consejos importantes que podrás aplicar en tú empresa con tus empleados. Hay una gran cantidad de autores y modelos. Los hay más agresivos, los más suaves, etc. Tienes que buscar el que mejor se adapte a tú personalidad. No hay que dejar  nunca nuestro objetivo.
  • No seas ni demasiado blando ni demasiado duro con tus empleados. Ellos tienen que verte feliz en el puesto de trabajo para que se les contagie esta forma de trabajar. Son formas de trabajar mucho más motivadoras que harán que todos los trabajadores hagan una mejor labor en su cometido diario. Tienes que conseguir que los trabajadores trabajen contentos.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas