Como saber si me tengo que divorciar

0 143

Uno de los momentos más difíciles en una relación es sin duda el momento de una ruptura. Cuando después de haber formado tu vida en torno a una relación empiezan a surgir las dudas sobre si estas en lo correcto, o peor aún por problemas que surgen en ella. Si a eso le sumamos el estar casados, las dudas se intensifican, ya que no solo conlleva la ruptura con dicha persona, si no que conlleva el divorcio y por lo tanto procesos legales y también un gasto económico. Por lo que es normal que surjan muchas dudas sobre si te tendrías que divorciar o no.

Por eso en este artículo veremos una serie de consejos a tener en cuenta para saber si algo va mal en tu matrimonio y lo mejor que puedes hacer es divorciarte. O si por el contrario, son problemas normales de pareja que podéis resolver vosotros mismos o con ayuda de algún profesional.

El paso definitivo del amor

El amor es una de las cosas más bonitas que existen. Tener a alguien con quien compartir tu vida y al que amar, y sobretodo que te ame es una de las sensaciones más plenas y satisfactorias. Aunque no siempre lleva siempre a buen puerto. A veces el amor se acaba, surgen desavenencias o problemas que no queda más remedio que cortar por lo sano y buscar otro nuevo amor.

El problema es cuando la relación ha ido a más. Y por cualquier motivo hemos creído que la relación iba bien, que queríamos a la persona y nos hemos casado. Pues ya no solo supone una ruptura con la pareja, si no una disolución del núcleo que habíamos formado, conllevando con ello temas legales y un gasto económico. Sobretodo si no estamos de acuerdo con la otra persona o esta no se quiere divorciar.

Sin contar cuando encima hemos tenido descendencia en la pareja y los procesos se hacen mucho más difíciles. Ya que entonces no solo pensamos en nuestros deseos o sentimientos, si no que interponemos antes la estabilidad y lo mejor para ellos. Muchas personas que tienen hijos se sienten frenados a la hora de divorciarse, ya que piensan que será un trastorno de la estabilidad de estos, por lo que prefieren seguir casados pese a no ser felices con su matrimonio.

como saber si me tengo que divorciar

Como habrás visto hay muchas razones que frenan a una persona quererse divorciar. Aunque el que más frena realmente a las personas, es saber si estarán haciendo la correcto. De si no puede haber otra solución que permita el continuar con la relación por lo que prefieren agarrarse a un clavo ardiendo aunque realmente no sean felices. Prefieren vivir esperanzados.

Motivos para saber si te tienes que divorciar

A veces no siempre el mejor motivo es divorciarse. Y algunos aspectos se pueden mejorar simplemente hablándolo con la pareja. Pero hay algunos motivos que pueden ayudarte a guiarte para saber si realmente tu relación va mal y deberías divorciarte. Sin contar la violencia doméstica, algo intolerable y que no deberías cuestionarte.

Violencia doméstica

Existen varios tipos de violencia doméstica como la física, psicológica y sexual. Y los tres tienen el mismo factor común; agredir (de cualquiera de los modos) a la persona víctima de ello. Si este es el motivo que te hace querer dejar tu relación, no sopeses pros y contras. No importa que tengas hijos o que estés enamorado/a. Nadie tiene derecho a hacerte daño. Y mucho menos alguien a quien quieres. Lo mejor es que denuncies el caso y obviamente cortes la relación. La vida esta llena de oportunidades. Y no te sientas culpable por que sea el padre o madre de tus hijos y te hayas querido divorciar. Es más ellos son los primeros que sufren con este tipo de problemas familiares. Si estas sufriendo de maltrato no dudes en denunciarlo y/o pedir ayuda al teléfono de emergencias contra el maltrato. En España es el 016.

Infidelidad

Siempre hemos escuchado lo de »prometo serte fiel, hasta que la muerte nos separe…» Y es que la fidelidad es uno de los valores más importantes en una relación. Cuando te casas lo haces por que realmente amas a esa persona y quieres pasar el resto de tu vida con ella.  Pero la vida esta llena de personas y no es difícil que en alguno de los casos conozca a alguien y cualquiera de los dos tenga un desliz. Ahora en la época que vivimos con Internet tenemos mucha más facilidad gracias a apps como Tinder o Badoo. Sin embargo, a veces no siempre es necesario dejar una relación de años por un error, todos cometemos fallos.

El problema es si esto se repite en el tiempo. No importa que tu seas la persona damnificada o la que cometa la infidelidad. Lo importante es que hay algo que realmente no funciona en el matrimonio.  Si realmente tienes una pareja que funciona y te gustaría salvar, igual no te deberías divorciar, lo mejor es que hables con tu pareja de manera sincera y abierta. Entender los motivos que llevan a ello e intentar solucionarlo. También puedes recurrir a un terapeuta o consejero matrimonial. Superar problemas difíciles a veces afianza mucho mas la relación. Si ves que aún así no se soluciona, te tendrás que divorciar. Se dice que una persona infiel es muy difícil que deje serlo.

Infelicidad

Si estas pensando en que te quieres divorciar por que no eres feliz en tu matrimonio quizás deberías plantearte los motivos que te inducen a ese estado. Puede haber múltiples motivos que te lleven a ello. O no tener ninguno concreto, simplemente que el amor se fue y no eres feliz ya con tu pareja. Si el motivo es este último, obviamente te tendrás que divorciar pues poco podrás hacer… Pero si a lo mejor el motivo de que no seas feliz es por la rutina a lo mejor podrías hablar con tu pareja e intentar hacer nuevas cosas en la relación para que vuelvas a disfrutar de tu matrimonio y ser feliz. También puedes recurrir a terapia de pareja. Después de todo si lleváis muchos años es normal que estéis un poco »aburridos» pero no significa que tengáis que divorciaros, si no buscar nuevas cosas que hacer. 

Diferencias

A veces surgen diferencias entre las parejas. Muchas veces estas ya están desde un principio de la relación, pero no la descubrimos hasta después del matrimonio, o por el contrario aparecen después. La vida es constante cambio, y a veces es normal que nuestros deseos y sueños cambien y acaben siendo diferentes a los de nuestra pareja. Y no es justo que ninguno de los dos renuncie a sus sueños. Es por eso tan importante tener una buena comunicación y conocerse bien antes de casarse para que no surjan luego diferencias que conlleven divorciarse. Pero si por cualquier razón han acabado surgiendo diferencias lo mejor es comentarlo e intentar hacer un acuerdo de divorcio. Al fin y al cabo no ha habido ningún problema entre ambos para que os queráis divorciar, simplemente tenéis deseos o ideas diferentes.

Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección. — Antoine de Saint-Exupéry.

Falta de comunicación

Uno de los motivos que impulsa más a las personas a divorciarse es la falta de comunicación. Y es que… La comunicación es la base de toda relación. Y sinceramente, si nos fijamos, cualquier motivo de divorcio se puede evitar teniendo una buena comunicación con tu pareja. Esto permite conocerse, saber lo que realmente desea el otro y también poder cumplir sus expectativas y poder darle lo que realmente desea.

En una relación donde la comunicación es escasa o nula es normal que surjan muchas diferencias. Incluso sea algo tedioso si alguno de los dos es mas comunicativo. En el amor es normal sentir deseo de expresarse, de contar todo lo que vas viviendo o lo que deseas hacer con tu pareja. Si en tu relación hay falta de comunicación es normal que sientas que te quieras divorciar, y quizás sea la mejor decisión.

Matrimonios posesivos

Otra razón que te puede plantear divorciarte es tener un matrimonio posesivo. Es decir, una relación donde tu pareja te controla todo el rato. Es normal en personas celosas, o que se tienen en baja autoestima y temen perder a su pareja. Aunque quizás tu pareja no lo haga con mala intención es algo tedioso lidiar con ello, además toda relación merece tener su espacio individual para ambos. Por ello, lo mejor es que intentes comunicarte con tu pareja para que deje de ser tan controlador, aunque a veces suele ser algo involuntario para este tipo de personas y quizás sea mejor recurrir a una terapeuta de pareja. Pero si la cosa sigue igual, lo mejor será que te divorcies.

Curiosidades

  • Según numerosos estudios se ha revelado que enero es el mes que más divorcios se efectúan. Y que quizás el principal motivo sea, el decidir cambiar de vida. Año nuevo, vida nueva.
  • Los principales motivos de divorcio son por falta de comunicación y por no cumplirse las expectativas depositadas en el matrimonio.
  • España es el segundo país con más divorcios, detrás de Portugal.
  • La duración medía de los matrimonios es de 16,3 años. Y en hombres y mujeres de entre 40 y 49 años.
  • En Filipinas y el Vaticano no existe el divorcio.
  • En Rusia no se permite el divorcio si la mujer esta embaraza o hasta el primer año de vida del primogénito.
  • Chile, Vietnam y Libia son los países con menos divorcios.
  • Últimamente se ha puesto de moda los Coaching de divorcios, para ayudar a parejas a divorciarse de la manera más fácil y cómoda para ellos y sus hijos.

Realmente… ¿por que nos casamos?

Desde nuestra más tierna infancia siempre nos ha sido inculcado la idea del matrimonio. Nuestros primeros referentes suelen ser nuestros padres en el caso de estar casados. (Aunque es cierto que cada vez, hay mas casos de padres separados que han tenido recientemente un hijo). Nada más nacer ya se nos transmite uno de los valores más bonitos, el amor y por otro lado el matrimonio. Pero no queda ahí, también en los libros y películas se nos ha transmitido estos valores, como es el caso de la Sirenita, La bella durmiente, Shrek… el final siempre concluía con la unión de dos personas.

Aunque siendo objetivos el problema no es el amor, sería una locura cerrarse al amor. El problema es que a veces nos precipitamos casándonos, queriendo demostrar al mundo lo mucho que queremos a la persona o por convicción de los familiares directos, y luego no conocemos a la persona o peor aún nos acabamos cansado de la relación. En mi opinión diré que el amor no es necesario demostrarlo en un altar o bajo un papel y mucho menos a nadie. Es algo íntimo entre dos personas. Es precioso tener una boda, demostrar ese amor al mundo. Pero realmente… ¿es necesario?

como saber si me tengo que divorciar

 

 

¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas