¿Cómo hacer dinero con una sonrisa?

0 2

Alguna vez se han preguntado qué tan poderosa es una sonrisa. Por definición es: “Gesto de alegría, felicidad o placer que se hace curvando la boca hacia arriba como si se fuese a reír, pero levemente y sin emitir ningún sonido”. Sonreír con propósito es de inteligentes.

Sin embargo, va más allá de este simple concepto; se puede decir, entre otras cosas, sonreír nos invita a la conversación, transmite seguridad, cordialidad y aceptación. En este sentido, cuando se trata de hacer dinero, todo lo que lleve al cliente a sentirse cómodo ya es ventaja para tu empresa.

Captar miradas es captar futuros clientes

sonreír

Una sonrisa nos conecta con otra u otras personas, es universal… Trasciende el lenguaje, es contagiosa, no cuesta absolutamente nada, nos relaja al momento de hacer una exposición de estudios o trabajo ante una muchedumbre; permitiendo así tomar el control de las miradas. Además, trae múltiples beneficios a la salud, ya que liberamos endorfinas y segregamos serotonina.

Muchas personas salen de un local sin comprar absolutamente nada por el simple hecho de que no les gustó la atención. Si cuando llegan a tu puerta se consiguen con una agradable sonrisa, no solo van a querer volver a ir, sino que llevarán a sus amigos.

Paso a paso

sonreír

Como vez, son casi infinitos los beneficios que trae esbozar una sonrisa sincera, así que hagámoslo parte de nuestra rutina diaria. Pongámoslo en práctica para hacer más dinero ¿Quieres saber cómo?. He aquí algunos concejos:

  1. Busca información de autoayuda que te permita educarte en la abundancia y traer pensamientos positivos a tu vida, existen libros on-line, hay mucha información en las redes sociales. Conseguirás libros de autores reconocidos, conferencias, en fin, mucha variedad para todo tipo de gustos y presupuestos.
  2. Rompe paradigmas y piensa que también puedes.
  3. Practica yoga, da largas caminatas, asiste a un gimnasio, o practica algún deporte; esto también ayuda a liberar endorfinas y te da la sensación de ser feliz.
  4. Agrega a la decoración de tu local un detalle que invite a sonreír. Puede ser con objetos, frases en algún cuadro, o imágenes de personas sonriendo; esto invitará a tus clientes o empleados subconscientemente a estar relajados. No lo olvides, exitosas empresas tienen en sus logos o símbolos formas demostrativas de personas sonriendo; tal es el caso de Wendy y KFC. Otras empresas también utilizan símbolos que emiten seguridad y confort.
  5. Asegúrate que tu espacio de trabajo o de venta este iluminado con mucha luz natural o utiliza colores vibrantes que trasmitan bienestar. Mantén bien aromatizado el ambiente, limpio y ordenado.
  6. Alienta a tus empleados a recibir a los clientes con una sonrisa sincera. Recuerda que una actitud positiva vende más.
  7. Cuando tengas que dirigirte a socios, empleados, clientes u otros, comienza con una sonrisa y un comentario agradable; esto romperá el hielo y te dará seguridad en lo que vayas a transmitir.
  8. Cuando respondas el teléfono sonríe, aunque nadie te vea, mejorará tu tono de voz y tu capacidad de expresión.
  9. Al final del día realiza un balance de lo ocurrido y cancela lo negativo con pensamientos positivos. No se te olvide agradecer a tus empleados por sus ventas exitosas, a tu familia por estar en tu vida, a ti mismo por tu crecimiento constante y, finalmente, pero no menos importante, a Dios por permitirte seguir evolucionando de forma exitosa y abundante.

Este es el secreto

sonreír

La clave de sonreír es hacerlo con un propósito. No se trata de ir por el mundo flotando en una nube de felicidad; se trata de alcanzar tus objetivos de venta. Esto no quiere decir que sea una sonrisa hipócrita, para nada. Significa que es una manera de sonreír que es sincera, pero a la vez tiene una meta establecida: dejar ver en ti el bienestar y seguridad que necesitan tus clientes, lo suficiente como para que ellos deseen tener una sonrisa tan radiante como la tuya.

Haz sentir a las personas que tu negocio te genera tal estado de bienestar que es inevitable para ti dejar de sonreír… Entonces, despertarás la curiosidad por saber qué es eso que tiene tu marca o tus servicios que te genera tanta alegría; y es allí cuando empiezas a captar clientes. Pero ojo, que tienes que creer en ti mismo, en tu proyecto, tener autoestima; porque de lo contrario se te van a complicar las cosas.

No se trata solo de imagen de marketing, porque los clientes inteligentes se van a dar cuenta de que es solo una máscara. Tienes que crecer personalmente como empresario, para que proyectes una verdadera sonrisa de éxito. ¿Cómo lo haces? Sencillo, empieza por creerte que tu mente, tu cuerpo y tu lenguaje son la expresión de tu empresa: tú eres tu corporación, ¿Qué imagen estás proyectando en el espejo?

Hazte estas preguntas y reflexiona: ¿Le prestarías atención a un vendedor como tú?, ¿Te convencería para suscribirte a un servicio alguien que se exprese como tú lo haces? Luego, salúdate a ti mismo en el espejo dos veces, una sonriendo y otra serio… ¿Qué imagen te gustó más? Finalmente, luego de responderte estas preguntas, enfócate en sonreír con propósito a tus clientes.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.