Cómo agregar valor a tus productos o servicios

0 2

El mundo de los negocios es un mundo muy competitivo, en donde todos quieren sobresalir a fin de captar y consolidar el mayor número de clientes posible para obtener ingresos suficientes que permitan expandir la empresa a otras fronteras.

La manera de lograrlo es haciendo que tu empresa sea más atractiva. Para ello, puedes implementar diferentes tipos de estrategias. Por ejemplo, idear una campaña publicitaria que capte la atención de los clientes. También puedes ofrecer o un producto diferente o mejorado, que satisfaga las necesidades de los usuarios rápidamente y con el menor esfuerzo posible.

Otra estrategia, y es una de las que cuenta con más éxito, se trata de colocar los precios de tus productos o servicios por debajo de tu competencia más cercana. Sin embargo, al implementar esta medida tienden a haber algunas repercusiones importantes, como la disminución de la calidad. Y es que pocas veces puede ofrecerse algo de calidad a bajo costo.

De hecho, si esto sucede, puede que se consiga el efecto contrario. Es decir, que en lugar de que se incrementen las ventas, estas se reduzcan de manera considerable. Por ello, si lo que quieres es sobresalir entre los demás, la recomendación es agregarle valor a tus productos o servicios.

Esto pudiera parecer algo paradójico, ¿cómo algo más caro podría venderse más y mejor? La respuesta está en la relación equivalencia que haya entre la calidad del producto y el coste del mismo.

No obstante, si no tienes ni la menor idea de qué hacer para agregarle valor a tus productos y servicios de manera correcta y equilibrada, no tienes de qué preocuparte. A través de este breve post estaré compartiendo contigo algunos trucos que puedes implementar a fin de darle a tu negocio el impulso que necesita para ser diferente a los demás.

¿Cómo agregar valor?

Por muy difícil que te parezca, la verdad es que existen muchas maneras de agregarle valor a lo que haces. En esta oportunidad estaré compartiendo contigo algunas maneras de hacerlo. Por ejemplo:

  1. Plantéate la meta de ser mejor que los demás. Es cierto que esto no se logra de la noche a la mañana. Sin embargo, es la mejor manera de agregarle valor a lo que haces.
  2. Examina tu producto. Quizás no sea lo más novedoso que ofrezca el mercado. No obstante, si lo haces diferente a los demás, la competencia quedará detrás de ti.
  3. Para lograrlo, esfuérzate por saber qué es lo que quieren tus clientes. Hazles encuestas, preguntas de opinión, estudios complementarios a través de las redes sociales, etc. Luego que sepas qué es lo quieren, deberás dárselo.
  4. Cuida y mantén tu marca personal. Transmite profesionalismo, sé agradable, cuenta historias con las que los clientes puedan identificarse, aporta contenido de excelencia, conviértete en todo un experto en lo que haces. Todo esto dará como resultado que la gente quiera pagar más por lo que ofreces.
  5. Sé detallista con tus clientes, al margen de la relación comercial. Piensa en algo que complemente tu marca y que puedas obsequiar. Por ejemplo, si vendes bolígrafos, puedes enviar con ellos una pequeña libreta de apuntes. Si no puedes darte el lujo de hacerlo, entonces puedes incluir una pequeña nota de agradecimiento o enviar un email durante una fecha especial. De seguro este será un gesto que el cliente valorará.                         
  6. Cuida la presentación. Ten en cuenta que la primera impresión es muy importante. Por eso, si enviarás tu producto en un paquete, procura que este se encuentre bien envuelto y que esté presentable, lo que implica que la caja sea bonita, que tenga una pegatina con tu logo, una nota, etc.
  7. Se rápido a la hora de atender al cliente o al entregar el producto. Si este es el caso, procura que el producto esté en la puerta del cliente lo más pronto posible. Y, si puedes hacer el envío gratis, esto le dará un plus a tu marca.
  8. Manifiesta valores con los que el cliente pueda identificarse. Hoy en día, las cosas que más vende son aquellas que crean conciencia ambiental. Por eso, si tienes una tienda de moda, procura que sea sostenible. Si el negocio es de comida, que promueva la alimentación ecológica, etc.
  9. Cuando logras hacer que tus valores coincidan con los de los clientes, entonces logras que te prefieran por encima de la competencia y le agregas valor a tus productos o servicios.
  10. Asegúrate de darle atención de calidad a tus clientes. No se trata simplemente de vender por vender. Ten en cuenta que lo que pasa después de la venta es muy importante, ya que de ello depende ganarte la fidelidad del cliente.                                                                                                                                                                       
  11. Ofrece servicio de atención postventa. Puedes hacerlo contratando un call center, mediante un chat bot, una sección de preguntas frecuentes, videos explicativos, etc.
  12. Ofrece garantía de devolución. En algunas oportunidades las cosas no marchan tan bien como lo habíamos pensado. En tal caso, sé responsable y ofrece la alternativa de devolver el producto.
  13. Puede parecer que con esta acción estás perdiendo, pero la verdad es todo lo contrario. Estarás proyectando tu marca como una honesta. Al devolver el dinero, crea un proceso transparente y hazlo con prontitud. Esto puede hacer que, a la larga, el cliente te dé una nueva oportunidad.                                                                       
  14. Crea sistemas de descuentos para clientes frecuentes. Hay muchas alternativas. Por ejemplo, tarjetas VIP, recompensa por puntos acumulativos, etc.

De esta manera, estarás agregándole valor a tus productos y servicios y aumentarás tus ventas.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.