Teléfono Iberdrola Clientes 2020: Averías, Atención al Cliente

0 3

Con la invención de la electricidad, se le han abierto muchas puertas al ser humano. Fue como si diera un salto hacia el futuro. Desde ese momento, han surgido nuevas formas de tecnología, muchas de las cuales son aprovechadas por una gran mayoría. Iberdrola, lo sabe; por ellos, se dedica a cubrir nuestras necesidades tecnológicas respecto a muchos aspectos cotidianos de la vida.

No obstante, el ser humano cada vez es más dependiente de esa fuente de energía. Si llega a faltar, todo se paraliza. Esto ha hecho que esta industria se convierta en un negocio muy rentable. Cada vez son más empresas que e encargan de producir, distribuir y comercializar energía eléctrica, ya que la demanda es muy elevada.

Por supuesto, como es de esperarse, no todos ofrecen ni los mismos beneficios ni la misma eficacia. De manera que esto hace difícil tomar una decisión sobre a quién contratar, en quién se puede confiar.

Algo que puede ayudarte es conocer las comercializadoras más populares del país donde te encuentras. En el caso específico de España, podemos indagar un poco y, al hacerlo, nos encontraremos con Iberdrola.

Esta es una empresa española, con sede en Vizcaína de Bilbao, en el País Vasco. Se trata de una de las industrias eléctricas más grandes que existen en nivel internacional, y se sitúa en la cabeza del sector eólico mundial.

Se trata de una empresa muy importante, y eso no ha surgido de la casualidad. Lleva años trabajando para beneficio de los ciudadanos españoles, muchos de los cuales la prefieren por encima de otras comercializadoras importantes.

La pregunta sería, entonces: ¿porqué las personas prefieren a Iberdrola? ¿Qué razones hay para escogerla? ¿Cuáles son los servicios que ofrece y qué ventajas les brinda a sus clientes? ¿Se trata de un contrato rentable? ¿Vale la pena?

Es probable que te estés haciendo más de una de estas preguntas. Por lo cual conviene darles respuesta inmediata.

¿Qué es una distribuidora eléctrica?

Iberdrola

Es una empresa que se dedica a transportar energía tanto a los hogares como a los diferentes negocios. Son dueñas de la infraestructura, es decir, de los cables y los postes, y su función es distribuir la energía hasta los puntos de consumo.

No tienes la posibilidad de elegir una distribuidora, ya que están organizadas por todo el país. Lo que quiere decir que trabajarás con la que está asignada para tu zona.

Por ser dueña de la infraestructura, la distribuidora también se encarga del mantenimiento, la solución de las averías, la calidad del servicio, así como las altas y bajas del mismo.

No obstante, hay diferencias entre lo que es una distribuidora y una comercializadora. Esta diferencia radica en el rol que desempeñan.

Una comercializadora es la empresa que se encarga de vender el suministro eléctrico y hace todas las gestiones pertinentes con la distribuidora. Desde el momento en el que se establece el contrato, la luz llegará a nombre de dicha distribuidora.

En términos económicos, le pagarás a una comercializadora, esta, a su vez, le pagará a la distribuidora. A nivel funcional, la distribuidora es la responsable de todos los elementos que intervienen en el transporte, mantenimiento y medición de la energía.

De modo que, aunque cambies de comercializadora, nunca perderás tu suministro, porque este proviene de la distribuidora.

Es significativo el hecho de que esta empresa cumple ambas funciones, de modo que el rol que desempeña, en la industria eléctrica, es muy importante.

No obstante, no se trata de una compañía que sea infalible. Por ese motivo, se ha encargado de disponer de diferentes números de contacto, para que el cliente pueda manifestar sus inquietudes y solventar cualquier inconveniente que pueda llegar a tener.

Teléfono para averías generales

Iberdrola

En la actualidad, esta es la distribuidora que está encargada, por el gobierno, para abastecer las siguientes zonas:

  • Castilla – La mancha
  • Comunidad de Madrid
  • Extremadura
  • La Rioja
  • Región de Murcia
  • Comunidad Valenciana
  • Castilla y León
  • País Vasco
  • Navarra

Esto quiere decir que, si te encuentras ubicado en alguna de estas zonas, y tienes algún inconveniente, es necesario que te pongas en contacto con ellos. Pero, ¿cómo te puedes poner en contacto?

Existen diferentes maneras de contactar con la empresa. Una de ellas es de forma telemática, es decir, a través de su página web, estableciendo contacto con el área privada. También puedes enviarles un correo eléctrico o gestionar tu incidente por medio de su aplicación.

Sin embargo, también disponen de un número telefónico que es gratuito. Las personas suelen optar por este medio, porque ofrece la posibilidad de contar con una respuesta más rápida. El número telefónico es el siguiente: 900 171 171.

En caso de que tengas contratada alguna tarifa de luz o gas, con esta compañía, y surge algún imprevisto que no tenga que ver con la red de suministro, entonces deberás ponerte en contacto con ellos, lo antes posible, para poder solucionar el inconveniente.

La vía más sencilla de hacerlo es por medio del teléfono. Además, es un servicio gratuito, de modo que no tienes que pagar nada por la gestión que realices.

Este servicio puede serte de mucha ayuda para solicitar información sobre la forma de solucionar la avería, pero también para contratar algunos servicios de mantenimiento, para prevenir averías en el futuro.

Iberdrola

Cabe destacar que la empresa no cuenta con un número único para la atención de incidencias. Hay varios, tendrás que marcar uno dependiendo de la situación en la que te encuentres.

El número de asistencia técnica, en la división de la empresa en el mercado libre, es el siguiente: 900 22 45 22. Se trata de un número gratuito, destinado a la atención de averías.

Además de este número, puedes macar al 900 225 235 y al +34 91 649 63 28, si estás llamado desde el extranjero.

A través de este número te podrás comunicar en castellano, catalán, euskera y gallego. Si deseas hacerlo en otro idioma, tendrás que comunicarte a números distintos, dependiendo de cuál sea el idioma.

Por otro lado, si perteneces a la comercializadora, por el mercado regulado, existen otros números de contacto, de igual manera, gratuitos. Lo que quiere decir que estas llamadas no supondrán un gasto extra en tu factura de la luz a fin de mes.

En caso de presentarse averías en el suministro eléctrico, el número telefónico es el siguiente: 900 200 708. Si el problema está relacionado con el suministro de gas, deberás llamar al: 900 100 309.

Iberdrola

Algunas de las averías, que pueden ayudarte a solucionar, son estas:

  • El corte del suministro de luz o gas.
  • Los problemas relacionados con la instalación eléctrica.
  • La caída del tendido de la luz.
  • La presencia de cables sueltos en el tendido de la compañía.
  • En caso de chispazos o fuego en las torres eléctricas o en los puntos de conexión del tendido.

Podrás tener la certeza de que recibirás atención y ayuda las 24 horas del día, los 365 días del año, ya que se trata de una compañía que se encuentra 100% comprometida con sus clientes, como nadie más lo haría.

Servicio de mantenimiento disponible

Además de las tarifas de luz y gas, podrás contar con servicios adicionales para que puedas disfrutar de una instalación eléctrica que se encuentre en óptimas condiciones.

Se encarga de atender urgencias eléctricas para averías. Es un servicio que se encuentra disponible las 24 horas, durante todos los días de la semana, lo que incluye los días feriados.

De hecho, te asegura resolver el inconveniente en menos de tres horas, por un coste de 550 euros aproximadamente, junto con los gastos de los materiales.

En cuanto a la asistencia gas de la compañía, puesto que se trata de un servicio técnico, que no está relacionado con ninguna marca, tu caldera se encargará de darte la solución que necesites, con todas las garantías.

Iberdrola

Esto se debe a que Iberdrola no trabaja como distribuidora de gas natural, sino solo de electricidad. Las empresas que distribuyen gas natural, n España, son los siguientes:

  • Nedgia.
  • Madrileña Gas.
  • Redexis Gas.
  • Nortegas.
  • Gas Extremadura.

Por otro lado, tendrás la seguridad de que siempre serás atendido por personal técnico capacitado y, el desplazamiento de los mismos, también será gratuito.

Pero, los gastos adicionales serán añadidos a las facturas que recibas cada mes. Se trata de un convenio justo para ambas partes.

Aunque es cierto que no puedes contratar una distribuidora, porque esta es asignada por el gobierno, dependiendo de la zona en donde te encuentres, no sucede lo mismo en el caso de las comercializadoras. Puedes cambiar cuando mejor te parezca.

¿Cómo cambiar de comercializadora?

Se trata de una gestión completamente gratis y que cuenta con todas las garantías. Lo que quiere decir que ningún momento te quedarás sin luz o gas, mientras te encuentres en el proceso de cambio.

Es importante no confundir el cambio de comercializadora con el alta del suministro. Este solo es necesario cuando tu propiedad es nueva o porque se cortó el suministro por alguna razón.

Cambiar e comercializadora es un proceso rápido y fácil de realizar. Lo primero que debes hacer es estar al tanto de cuáles son las ofertas de la empresa que tienes en vista.

Sin embargo, si requieres asesoría de algún tipo, puedes comunicarte a los números dispuestos para la atención al cliente.

Iberdrola

En cuanto a los documentos que se requieren para procesar el cambio, son estos:

  • Nombre completo y NIF de la persona que aparecerá como el titular del contrato de la luz.
  • La dirección exacta del suministro eléctrico.
  • El código IBAN de la cuenta bancaria en donde se realizará la domiciliación de tus facturas mensuales, por el servicio que recibirás.
  • Número de teléfono.
  • Correo electrónico de contacto.

Y ¡listo! En menos de lo que canta un gallo podrás disfrutar de los servicios que te ofrece la nueva comercializadora. Claro, esto no quiere decir que el contrato será permanente. Puedes volver a cambiar de comercializadora, si no te sientes satisfecho con ellos.

Iberdrola

No obstante, la recomendación es que termines el contrato y que informes sobre el cambio, ya que podrían suceder dos cosas:

  1. Si no realizas una notificación, el contrato podría renovarse de manera automática. Al procesar este trámite, con tiempo, les estarás dando la oportunidad de hacer los arreglos pertinentes para procesar tu solicitud.
  2. Si incumples con la fecha de vencimiento del contrato, te arriesgas a tener que asumir ciertas sanciones establecidas por la empresa. Estas podrían ser el pago de multas o de las cuotas restantes.

En cualquiera de los casos, sería una desventaja para ti, el realizar el comunicado. Por ese motivo, lo más recomendables es prevenir, antes de que tengas que lamentar.

Contar con una distribuidora como Iberdrola representa una gran ventaja. Es una compañía sería, con muchos años que la respaldan.

Ofrece solución a cualquier tipo de problema que se te presente y mantiene abiertas las líneas de comunicación con sus clientes, tanto para dar asesoría oportuna, como para reparar las averías de tu suministro. Sin duda, una empresa en la que puedes confiar.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.