Qué se ha de hacer para ser funcionario

0 1

Un funcionario público es un tipo de particular de empleado público que se encuentran vinculados a una Administración Pública, regulada por el Derecho Administrativo para el desempeño de un trabajo retribuido de forma permanente.

A diferencia de otros tipos de empleados públicos, un funcionario tiene la característica de ser un trabajador permanente.  Además está regulado por el mencionado Derecho Administrativo, en lugar de por la legislación de trabajo, como ocurre con el personal laboral. Esto es importante tenerlo en cuenta para diferenciar entre los diferentes tipos de empleados públicos, que en muchas ocasiones son llamados de forma errónea y general funcionarios.

En las siguientes líneas te vamos a explicar los qué se ha de hacer para ser funcionario, de forma que si quieres labrar tu futuro profesional en una Administración Pública te recomendamos que sigas leyendo.

Requisitos para ser funcionario en España

Antes de comenzar a explicarte los requisitos que necesitas para ser funcionario en España, debes saber que el acceso a esta función pública y los propios requisitos se encuentran regulados por el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP). En él se refleja toda la regulación existente para todos los empleados públicos.

Una vez dicho esto, debes saber los requisitos para ser un funcionario público en España, que son los siguientes:

  • Es necesario tener nacionalidad española.
  • Se deben haber haber cumplido los 18 años de edad y no exceder la edad máxima de jubilación. Tan solo la ley podría establecer una edad máxima diferente a la de edad de jubilación forzosa para poder acceder al empleo público.
  • Se debe contar con la capacidad funcional que permita llevar a cabo las tareas para su puesto de trabajo, es decir, que no cuente con ninguna enfermedad o problema que le impida el correcto desempeño de esa actividad en particular.
  • No ha podido ser inhabilitado para ejercer funciones públicas, ni estar separado para el desempeño de empleos o cargos públicos por una resolución judicial o para el ejercicio de funciones similares a las que desempeñaba antes de la inhabilitación.
  • Se debe poseer la titulación suficiente y exigida para cada caso.

Asimismo, durante el proceso de selección, es posible que se establezcan diferentes requisitos específicos. Estos dependerán de cada puesto al que se desea acceder. Por ejemplo, puede existir una altura mínima exigida, como ocurre a la hora de concurrir a un puesto en la policía.

Además, también tendrás que superar las pruebas en las que consista cada  oposición.

Requisitos para los extranjeros que quieran ser funcionarios en España

Si lo que quieres es saber qué se ha de hacer para ser funcionario en España siendo una persona extranjera, debes saber que tanto los comunitarios como los no comunitarios pueden hacerlo en algunos casos.

En este sentido son de aplicación una serie de normas, que son las siguientes:

  • Los extranjeros de países miembros de la Unión Europa pueden acceder a los puestos de funcionario en las mismas condiciones que los ciudadanos españoles.
  • No pueden ser funcionarios en puestos que impliquen una participación en el ejercicio del poder público o que se trate de funciones que velan por la protección de los intereses del Estado y las Administraciones Públicas. Este es el caso, por ejemplo, de ayudantes de instituciones penitenciarias, guardia civil, policía…
  • Los extranjeros no comunitarios se pueden presentar a oposiciones para ser funcionarios si se encuentran incluidos entre el ámbito de aplicación de Tratados Internacionales que hayan sido celebrados por la UE y que hayan recibido la ratificación por parte de España, en los que se pueda aplicar la libre circulación de trabajadores.
  • Este tipo de condicionantes también se aplican a los cónyuges de españoles y personas nacidas en otros Estados miembros de la Unión Europeo. Se aplica siempre que no estén de derecho; y también se aplican sobre su descendientes y a los del cónyuge si no están separados de hecho; sean menores de 21 años o mayores pero dependientes.
  • A los puestos de personal laboral pueden acceder los extranjeros comunitarios y cualquier extranjero que esté residiendo legalmente en el país.

Cómo ser funcionario en España

Si te preguntas qué se ha de hacer para ser funcionariodebes, en primer lugar, cumplir con los requisitos que te hemos mencionado con anterioridad en este artículo.

Si cumples con todos y cada uno de ellos estarás en disposición de poder convertirte en funcionario público en España. Sin embargo, antes deberás superar la correspondiente oposición.

Para ello, en primer lugar debes elegir la oposición a la que te quieres presentar. Para ello tendrás que valorar diferentes aspectos, empezando por los requisitos adicionales de cada una de ellas.

Según sus requisitos podrás saber si tienes la posibilidad de acceder a ellos por tu nivel de titulación o tus características. Es aconsejable que valores también el nivel de competencia existente, la dificultad para hacer frente a las pruebas exigidas y la vocación profesional.

Cada oposición tiene una mecánica diferente y diversas fases, por lo que no se puede determinar de manera general. Siempre tendrás que consultar las bases de cada oposición. D esta manera sabrás los requerimientos, los temarios correspondientes y todo lo relacionado con la misma, además de la forma en la que debes presentarte a ella.

Cuando lo tengas claro es aconsejable que busques una academia donde prepararla, aunque no es obligatorio y puedes prepararlo por tu cuenta. La ventaja de acudir a un centro especializado para ello es que te podrá facilitar un temario actualizado y te podrán resolver dudas, además de ayudarte en las oposiciones.

Tendrás que estudiar los temarios hasta que llegue el día de la fecha de las diferentes pruebas. Habitualmente debes superar varios exámenes, entre los que se acostumbra a incluir un psicotécnico y reconocimientos médicos para garantizar que te encuentras en disposición de poder desempeñar la labor sin riesgos.

Tipos de pruebas

Para finalizar vamos a explicar los diferentes tipos de pruebas que te puedes encontrar al acceder a un puesto de funcionario:

  • Oposiciones: Son las pruebas en las que se lleva a cabo una evaluación de tus conocimientos y habilidades, las cuales varían en función de cada convocatoria.
  • Concursos: En este tipo de pruebas se puntúan los méritos de los aspirantes. Deberán ser acreditados.
  • Concurso-oposición: Se combinan las dos anteriores, debiendo superar pruebas de conocimientos y de habilidades, así como valorar los méritos de los candidatos.

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte
Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.