Precariedad 2.0

0 6

Actualmente la tecnología está en todas partes y avanza con gran ímpetu a cada segundo. Para hablar de precariedad 2.0 hay que definir el concepto de esclavitud 2.0. ¿Por qué la precariedad te lleva a la esclavitud?, veamos un poco más sobre la relación de estos conceptos.

La esclavitud no es solamente lo que vivieron algunos de nuestros antepasados. Para ser esclavo simplemente hay que carecer de libertad; por ello, la situación personal de los esclavos de hoy en día tiene que ver con la pérdida de sus derechos, más que con esa idea clásica de las personas vendidas que trabajaban el campo y recibían latigazos solo por comida.

El 71% de los españoles no se dan cuenta de la burbuja en la que viven en cuanto a la pérdida de sus derechos como ciudadanos. Esto tiene mucho que ver con la globalización y la crisis económica mundial.

La verdad es que la esclavitud está más presente que nunca y es hasta legal. De manera muy sublime vivimos como esclavos trabajando por salarios ridículos, cumpliendo horarios extremos a merced de nuestros empleadores. Esta forma nueva de precariedad lleva a la esclavitud 2.0.

Muchas personas están obligadas a trabajar bajo presiones psicológicas, con muy mal salario, sin seguridad social y sin considerar discapacidades ni obligaciones familiares o de salud. Si analizas el caso, y lees un poco de historia, verás que estos trabajadores actuales salen más baratos que los esclavos de antes.

Antes, vendían en contra de su voluntad a las personas para explotarlas sin considerar ningún derecho; sin embargo, ahora la verdadera tiranía existe con más diplomacia, no te compran como esclavo, tú te vendes por muy pocos euros para que te exploten y ruegas para que no te despidan. Es impresionante, pero es la cruda realidad.

A veces quieres lograr cambios, pero realizas día a día las mismas actividades; entonces nunca tendrás un cambio. Si quieres ser libre tienes que cambiar lo que estás haciendo, si quieres tener resultados diferentes, empieza por pensar diferente para poder realizar actividades diferentes.

En este artículo te abriremos los ojos para que conozcas si estás viviendo o no en la precariedad 2.0 que está devorando actualmente tantas vidas españolas, y del mundo entero sin darse cuenta. Continúa leyendo y conoce más sobre la verdad oculta detrás de la tecnología.

¿A qué se le conoce como vida 2.0?

precariedad 2.0

 

Si no te sientes bien con tu estilo de vida actual tienes que aceptar que es tu propia culpa. Suena desalmado, pero es cierto, la desinformación sobre tus opciones y derechos es tu propia culpa; porque gracias a la tecnología hoy por hoy tienes acceso a muchísima información de todo tipo. Ponte una meta, no vivas a la deriva, planifícate estratégicamente en este mundo de la nueva economía social 2.0.

Se venden más de 1000 millones de Smartphone al año en España. Las personas se comunican más por Facebook que cara a cara con sus amistades. Ya se ha perdido la costumbre de leer las noticias de manera impresa; hay que reconocer que al despertarnos lo primero que revisamos son las redes sociales y de allí saltamos a leer, ver o escuchar las noticias relevantes en nuestras tabletas, Smartphone o laptops.

Fue el concepto de la web 0.2 el que influye mucho en la definición de la vida 2.0. Este tipo de web se relaciona a una nueva forma de participar en la red donde los usuarios son productores de contenidos; fomentando la comunicación e intercambio de información entre usuarios. Ya no es una observación pasiva como lo era en la web 1.0; es mucho más interactiva, sin necesidad de que los usuarios sean expertos, donde cada persona puede participar en plataformas virtuales de manera accesible desde cualquier dispositivo.

Esta nueva forma de comunicación 2.0 te pone a tu disposición herramientas para poder acceder a un sinfín de actividades, entre ellas relacionadas con el mundo laboral; lo cual se traduce a hacer vida económica desde Internet, o conseguir un empleo desde millones de plataformas web. Por ello, es vital mantenerse actualizado.

Sin embargo, esta web ha sido un arma de doble filo. Un esclavo 2.0 es un individuo que le dedica a la web entre 10 a 14 horas en alguna actividad virtual, que quizá ni le gusta, y que además es mal pagado, vive desanimado, amargado, cansado y estresado. Además, todo esto tiene que ver con el marketing y el comercio mundial.

Actualmente, el consumidor tiene su tiempo cantado, vive al filo del reloj, está por delante de las ofertas, navegan en sitios web, están en las redes, aprende, conoce los productos sin conocer a las empresas realmente. Por eso, la vida 2.0 es tan exigente para los empleados que necesitan vender un producto o servicio. Ello, se ha vuelto una vida estricta en cuestión de inversión de tiempo y esfuerzo, todo tiene que ver con la velocidad de atrapar primero.

El Internet básico o web 1.0 quedó atrás, los primeros navegadores visuales prácticamente son de solo lectura; pero ahora en el mundo 2.0 se trata de la interactividad de los usuarios; pues no solo acceden a la información, sino que la crean como nexo comercial para vender productos y servicios, expresar arte y cualquier tipo de retroalimentación; por ello, se denomina como una red social, fomentando la colaboración más visual del sistema como puntos de encuentro.

La inteligencia social y la web 3.0

precariedad 2.0

La red semántica es conocida como la web 3.0, en la web 2.0 el protagonista eres tú al momento que compartes información, comentarios, etcétera; es decir, mientras interactúas. A diferencia de la web 3.0, que tiene que ver con la inteligencia artificial, donde el objetivo es que se produzca una información más elaborada desde algoritmos genéticos, estándares relevantes y redes neuronales; enfatizando el análisis del procesamiento de la información de manera más específica para hacer el acceso a la información más oportuna.

Se supone que la inteligencia social de la web 2.0 de la mano de la inteligencia artificial de la web 3.0 tendría que hacer mucho más efectiva la comunicación entre usuarios; por supuesto, apoyada con la web 4.0, que se refiere a las redes móviles. Así, en este mundo cibernético se unirán todas las inteligencias para generar una toma de decisiones entre máquinas y personas desde la comunicación inalámbrica en tiempo real.

Esto tiene sus pros y sus contras. Por una parte, la velocidad del acceso a la información es beneficiosa para todo el mundo; pero, por otro lado, al existir tanta libertad de exposición de contenido la competencia entre las páginas web para subir en el posicionamiento se ha convertido en una verdadera batalla.

Si bien esto ha generado muchos empleos para los que se dedican a ello; sin embargo, por la misma competitividad y abundancia de páginas web son actividades muy mal pagadas y sin suficiente estabilidad laboral.

La precariedad laboral en la web es el pan nuestro de cada día. La incertidumbre de cuánto realmente debería ganar un FreeLancer sigue latente, la inestabilidad por carecer de contratos formales lleva a una falta de garantías; lo cual perjudica a una gran población de profesionales que se están dedicando a laborar por la web día a día.

¿Qué es la precariedad 2.0?

precariedad 2.0

La precariedad está asociada a la vulnerabilidad desde el punto de vista socioeconómico actual. La precariedad tiene que ver con la alta tasa de desempleo en general, la cual lleva a los ciudadanos a ser vulnerables a la pobreza y a vivir en circunstanciar precarias, vivir mendigando, rogando o suplicando un empleo, aunque sea mal pagado, por el simple miedo a entrar en pobreza.

Por lo tanto, la precariedad 2.0 se trata del alto porcentaje de vulnerabilidad laboral que presentan los profesionales que se dedican a trabajar desde plataformas web, ya sean contratados o de manera independiente por causa de no contar con una estabilidad laboral o contratación formal.

Hoy en día, los trabajadores FreeLancer prácticamente están sometidos a una especie de servidumbre, por causa de un pago ridículo frente a sus competencias profesionales y en relación al tiempo que le dedican a las labores que realizan; ya sea editar imágenes, diseñar páginas web, redactar contenidos, entre muchas otras actividades que se realizan en este ámbito virtual.

La precariedad sumerge a los trabajadores en un estado psicológico del temor, donde se apegan a lo que exija el empleador, a continua disposición, llevando a la tecnificación de su existencia. En otras palabras, desde el pensamiento precario el trabajador se vuelve en una máquina para realizar cualquier cosa, despersonificándose por completo.

En esta corriente de pensamiento, la precariedad te convierte en un utensilio o en parte de un engranaje de una gran maquinaria para un empresario. Esta forma de trabajo enajena a los individuos, aprovechándose de la crisis económica mundial, obligando a ser cada vez más productivo en tiempo récord sin reconocimiento alguno y sin mejoras salariales.

A todo esto, se le agrega el matiz frio de las relaciones virtuales, que ya de por sí despersonifican un poco las relaciones laborales. Por lo cual, vivir en precariedad 2.0 es una decisión muy personal, ya no es culpa de un sistema, sino que cada individuo como ciudadano debe tomar conciencia de sus derechos y aprender a valorar su propio trabajo; y en la medida que esto suceda evitará caer en una esclavitud laboral.

Tienes que saber que…

precariedad 2.0

  • Existen muchas actividades laborales en la Internet como FreeLancer. Los trabajos mejor pagados son: la creación y diseño de aplicaciones móviles, los desarrolladores de WorPress y todo lo relacionado con difusión de información y marketing en redes sociales.
  • Como FreeLancer tienes que cobrar por hora de trabajo o por trabajo realizado. En otras palabras, existen dos modalidades, puedes cobrar por el diseño completo de un proyecto o por horas dedicas al proyecto. Saber cuánto vas a cobrar depende del tipo de proyecto y del tiempo de entrega. Generalmente, se monitorea al cliente y se estudia el presupuesto que éste tenga planificado sin devaluar tu trabajo.
  • A pesar de que ha costado mucho implantar la contratación pública electrónica se están haciendo algunos avances jurídicos al respecto como la factura electrónica; esto como manera preventiva de la precariedad laboral 2.0. La interopetatividad es el futuro más próximo, por lo cual la wikicontratación es un tema que está tomando fuerza hoy en día.
  • Gracias a aportes de proyectos como ISEL, las empresas que quieran acceder a contratos de otros países, pueden hacerlo a través de las plataformas de origen de sus propios países y presentaran su oferta en otras plataformas por medio de un filtro muy específico organizado por OPENPEPPOL.
  • Evidentemente, no es fácil implantar un sistema de contratación electrónica con estándares únicos. Por lo cual, la inestabilidad en la interoperabilidad entre las empresas públicas y privadas respecto a esta nueva masa de empleados electrónicos ha producido una precariedad que hace vulnerable a los profesionales a realizar trabajos sin ningún tipo de contrato de por medio.
  • Cuando alguien presenta una oferta laboral en la red tiene que estar registrado según procedimientos electrónicos de manera obligatoria. De lo contrario puede incurrir en delito, por lo cual, para evitarse tanto procedimiento, muchos prefieren hacer tratos basados en la confianza y no en contrataciones formales.

 

 

 

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas