Lucha contra el fraude fiscal en España

0 13

El salario es considerado como la retribución del trabajador por el duro trabajo que ha efectuado. Algunos lo obtienen diario, otros semanal, unos tantos más quincenal y otros, mensual.

Lo cierto es que, tener en las manos el resultado de tu afán, es algo que no tiene precio. Produce una enorme sensación de bienestar. Además, brinda cierto grado de protección, ya que si ocurre algún imprevisto, se tendrá la manera con la cual responder o resolver por el momento.

Sin embargo, a algunas personas el sueldo se les vuelve sal y agua. Es decir, no les dura nada. Al poco tiempo de obtenerlo, desaparece. Y es que la verdad es que cada vez existen más gastos y menos ingresos.

El costo de la vida ha subido mucho y ahora, prácticamente ya no se vive con lo que se gana. No solo hay que comprar comida, también hay que pagar el alquiler de donde vivimos, si es que no se cuenta con una vivienda propia, también hay que pagar los servicios como el agua, el gas, la electricidad, etc.

Eso, sin tener en cuenta aquellas personas que tienen hijos y que deben cubrir sus necesidades básicas, entre ellas, la educación y el entretenimiento.

Ahora bien, a esto hay que sumarle el pago de los impuestos. Ya que representan un gasto, que algunos consideran innecesario, muchos tratan de evadirlos y hasta consiguen hacerlo, ¿qué consecuencias trae esto al país? ¿Cuáles son las desventajas que reporta la evasión de impuestos? ¿Alguna vez habías escuchado el término fraude fiscal?

En este artículo se le estarán dando respuestas a estas y a otras preguntas. Además, se hablará de la lucha contra el fraude fiscal en España. Por eso, no dejes de leer este interesante artículo. Veámoslo a continuación.

¿Fraude fiscal o evasión fiscal?

fraude

Hoy en día, estar al día con el pago de los impuestos se considera tan importante como llevar correctamente la contabilidad y la facturación de tu negocio. A pesar de eso, muchas personas prefieren evadir esta responsabilidad, sin imaginar cuáles pueden ser las repercusiones para todos.

Se dice que se comete un fraude de ley cuando se finge respetarla, pero en realidad se buscan métodos ilícitos para tergiversar lo que está escrito, como por ejemplo, ocultar la cantidad de ingresos que se ha obtenido.

Cuando una norma es establecida, se espera que se pueda cumplir con el propósito con que fue creada. No se espera que se observe a pie de la letra, pues quienes lo hacen de esta manera, por lo general, buscan lagunas en ella para eludir sus responsabilidades. Una táctica inteligente pero poco honesta.

Algunas personas tienden a confundir el término fraude fiscal con evasión fiscal y elusión fiscal. Sin embargo, aunque estos términos guardan cierta relación, no significan lo mismo.

Cuando hablamos de evasión fiscal, nos referimos a la acción ilegal de ocultar o disfrazar la cantidad de bienes o ingresos que se obtuvieron a través del ejercicio económico. Esto, con el firme propósito de pagar menos ingresos.

Una táctica común para llevarla a cabo con éxito es mantener en efectivo las ganancias que se han recibido de las actividades comerciales. Pero, ¿Para qué?… ¡Simple! Para que no llegue a alguna entidad bancaria y así el estado no tenga información sobre esa parte de los ingresos obtenidos. A esto también se le conoce como Dinero Negro.

Ahora bien, en cuanto a la elusión fiscal, se puede decir que se trata un conjunto de acciones cuyo inicio se da por vías legales pero el fin es minimizar o evadir, si es posible, el pago de impuestos.

En otras palabras, la persona se escuda en la ley para aprovecharse de los vacíos que puede haber en ella a fin de sacar ventajas fiscales que justifiquen el no pagar o pagar una menor cantidad de impuestos. De esta manera, no se le considera como un acto ilícito tributario.

En cuanto al fraude fiscal, este también es conocido como defraudación y se lleva a cabo cuando se realiza una infracción administrativa, con conocimiento de causa, y tiene como resultado la disminución de los ingresos percibidos por la Hacienda Pública.

Esto se lleva a cabo mediante la alteración de documentos. De modo que se le considera como un engaño a la nación, un verdadero delito y, como tal, tiene graves consecuencias penales.

En muchos países existen ciertas consideraciones en cuanto al fraude fiscal se refiere. Por ejemplo, se fija una cantidad que sirve como límite. En caso de que el contribuyente no haya pago una suma menor o igual a la que se fijó, puede sancionársele con el pago de una multa. Pero si el monto es superior a la cantidad que el estado estableció como límite, en ese caso se podría sancionar hasta con privación de la libertad.

En el caso específico de España, el fraude fiscal llega a convertirse en un delito cuando los 120 mil euros en cada ejercicio, los cuales fueron defraudados a Hacienda. Este problema se ha hecho cada vez más grande y ha traído graves consecuencias al país.

El dinero negro

fraude

Las operaciones que anteriormente señalamos como “Dinero negro”, se consideran como transacciones normales del día a día. De hecho, algunos estudios han determinado que el fraude fiscal en España supera los 253 mil millones de euros.

Estos cálculos se han podido realizar gracias a algunos indicadores. Por ejemplo, la cantidad de dinero líquido que hay en el país. También, debido a la utilización de los paraísos fiscales, las rentas de unos 70 mil millones de euros que no fueron ingresadas, entre otros indicadores.

Ahora bien, en vista de que son tantas personas las que incurren en este delito, muchos podrían afirmar que no vale la pena ni siquiera intentar hacer algo para remediar la situación. Pero la verdad es que no se puede dejar caer las manos.

La verdad es que la lucha contra el fraude fiscal es uno de los pilares fundamentales del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de España. En vista de ello, en el próximo subtítulo se estarán señalando algunas estrategias que el gobierno ha estado poniendo en marcha.

Si te interesa este tema, no puedes dejar de leer este subtítulo, a fin de que puedas estar mejor informado sobre el asunto.

La lucha contra el fraude fiscal en España

fraude

Entre las medidas que se han tomado están una nueva ley, con el propósito de intensificar la prevención y la lucha contra el fraude fiscal; también, un plan para regular las rentas ocultas, el cual comenzó a funcionar a partir del 31 de marzo y sanciones penales más estrictas para aquellos casos, de delito fiscal, que se les considere más graves, aunque esta última iniciativa todavía está en una fase de estudio y análisis.

Para desglosar mejor cada medida, podríamos decir que la ley de prevención y lucha contra el fraude fiscal estima:

  • La limitación del pago en efectivo. No se podrá exceder los 2500 euros.
  • Establecer más garantías para garantizar que puedan cobrarse las deudas tributarias que haya.
  • La obligación de informar cuando se tengan cuentas en el extranjero.
  • Excluir módulos de algunas profesiones.
  • Y establecer sanciones más estrictas para aquellas personas y empresas que se resistan a que se les realice una inspección.

Distintas iniciativas

fuga de talento

Hablando de la regularización de las rentas ocultas, aquellos bienes y activos que sean puestos al descubierto, tendrán que pagar un gravamen de un 10%. Mientras que la reforma del código penal exige que se eleve la pena máxima por delito fiscal a unos 6 años y el plazo de prescripción a 10 años.

Estas son algunas de las distintas iniciativas que se están aplicando y que se pueden aplicar. Sin embargo, hay que destacar que hay muchas otras que se pueden considerar. Entre ellas tenemos la creación de una policía fiscal, la formación de una oficina natural que luche directamente contra el fraude, la reforma de las sanciones de la Ley Tributaria, etc.

Puede que algunas personas consideren que esta es una lucha nueva. Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad que esa idea. Según la ley, desde el año 2006 los notarios tienen la obligación de tanto las cantidades como los medios de pagos. No solo eso, sino que también deben incluirlos en las escrituras y en el índice único informatizado notarial.

No solo eso sino que en el año 2007 comenzó a funcionar el órgano de colaboración tributaria, cuyo propósito era poder analizar el contenido de los índices únicos. Gracias a la formación de este órgano, se pudo estrechar la relación con Hacienda para poder luchar contra el fraude fiscal.

Juntos se encargaban de estar al tanto de las operaciones con mayor trascendencia tributaria y de intercambiar algunos datos para detectar algunas operaciones sospechosas.

Tiempo después, se sumaron a esta lucha el consejo general notariado y la agencia estatal de administración tributaria. De manera que se podía estar al tanto de las operaciones en las que se pueda apreciar algún riesgo de fraude. También el incumplimiento del sistema tributario, ya sea estatal o aduanero. Así como las operaciones de importe mayores a los 200 mil euros.

A pesar de todos estos esfuerzos, diariamente se presentan casos de fraude fiscal y, como ya se ha señalado, esto representa una pérdida considerable para el estado. De modo que, indirectamente todos son afectados, incluyendo quien comete el delito fiscal.

Pero, ¿qué se podemos hacer para no incurrir en esta falta grave? Este tema será tratado en el próximo subtítulo. Así que presta mucha atención a lo que se dirá.

Obligación tributaria

Sareb

Es importante que no solo sepamos distinguir, sino que también respetemos la delgada línea que separa el ahorro fiscal del fraude fiscal. Para ello, deberás tener presente algunos consejos.

Primeramente, si vives en España, debes procurar tus impuestos en España. La ley establece que si un ciudadano pasa la mitad del año en España, está en la obligación de tributar. Es por esta razón que muchas personas simulan vivir en otros países donde la tributación es menor para así ahorrarse los impuestos.

Por otra parte, debes elegir a un buen asesor. Aunque parezca paradójico, es mucho mejor que cuentes con la asesoría de alguien que nos persuada a pagar los impuestos, que el que nos mal aconseja que no lo hagamos o que paguemos mucho menos. Al final de todo, estaremos pagando mucho más debido a los recargos y las multas.

Busca la manera de organizar tus actividades económicas para que no sea tan favorable para Hacienda. Con este método no se está delinquiendo. Más bien, se trata de buscar una fórmula legal para pagar menos impuestos.

Ten presente que la agencia tributaria no siempre tiene la razón. De modo que si te parece que las cantidades que te reclaman son improcedentes, puedes recurrir a los tribunales porque estás en todo tu derecho de hacerlo.

Por otra parte, debes poder diferenciar entre el delito fiscal y la infracción tributaria. Para que se trate de una infracción tributaria esta debe ser intencional, debe haber una norma que la describa como una actitud que se puede sancionar y determinar cuál será.

 

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas