Transforma tus ideas de negocio en realidades

0 8

¿Eres un emprendedor o siempre estás pensando en nuevas opciones para desarrollar una actividad y empezar realmente a ganar dinero? ¿Eres una persona creativa que encuentra dificultades en materializar sus pensamientos y ponerlos en práctica para iniciar un proyecto exitoso? En este artículo hablaremos de cómo transformar tus ideas de negocio en realidades y de todo lo que has de saber al respecto. A lo largo de la historia, lo que comenzó como una simple idea terminó cambiando el mundo tal y como se concebía. Pese a los incontables inventos que han habido, sigue existiendo la posibilidad de innovar gracias al avance tecnológico y los cambios en la sociedad. Si miramos por el retrovisor, podemos ver un factor común en las empresas que han cambiado su mercado y tenido un gran impacto mundial. Las ideas de negocio son vitales para lograr una buena facturación, pero sin método no son posibles.

Entre un pensamiento y una acción se encuentra la manera de ejecutarla. Ya puede ser una magnífica idea que si desarrollamos un sistema inestable o inefectivo, esa idea acabará desapareciendo con el tiempo. En la actualidad, es una tendencia que para emprender optemos por startups con operaciones en las que no hay un capital importante para inversión. En este momento, lograr una financiación en condiciones antes de iniciar la actividad es muy complicado. Por este motivo, muchos emprendedores persiguen su sueño invirtiendo los ahorros y cuando han ganado estabilidad o reconocimiento, buscan socios capitalistas. Puede que en algunos aspectos no sea la mejor opción, pero sí nos da una libertad a la hora de gestionar nuestra actividad, ya que es nuestra y no tenemos que rendir cuentas a nadie. Somos totalmente dueños de esas ideas de negocio.

Para saber cómo ganar dinero con ideas, hay ciertos puntos de vista que nos pueden ayudar a encontrar la clave o inspiración.

ideas de negocio

Ideas de negocio

– Investigar a la competencia y el mercado a conciencia. Viene a ser el equivalente a meter el pie en el agua para ver cómo está. Si queremos dar el paso, primero hemos de asegurarnos que es un buen momento y lugar. La cuestión es ver la oportunidad real de negocio o, por el contrario, si ya existe ese servicio o producto, ver la competencia. Dar un extra que nos diferencie de las otras compañías o mejorar sus prestaciones es clave. Por ello, hemos de asegurarnos que se cumplen una de estas dos situaciones.

– Ideas de negocio con ingresos a corto plazo. Al arrancar, es casi seguro que no recuperemos el dinero en el primer mes. Es una carrera de fondo, pero sí que nos ha de asegurar ciertos ingresos desde el inicio. Si hemos arrancado un negocio que no genera ingresos suficientes, vamos a tener que seguir acudiendo a nuestros ahorros y no es una buena decisión. Eventualmente se acaban y no damos con un flujo constante de efectivo.

– Relaciones. Una startup precisa de cierto protagonismo a diferentes niveles. La manera más efectiva e ideal de darnos a conocer es mediante nuestros conocidos y que nos recomienden. Esta es una parte fundamental para que la gente nos vaya conociendo. Aun así, estamos en el año 2.019 y ninguna empresa va a sobrevivir sin presencia en la red. Es un apartado que hemos de considerar sí o sí, por lo tanto una presencia en las redes sociales nos dará esa posibilidad de ampliar el mercado sin límites geográficos. Para ello, se necesita actividad en los distintos perfiles, pero no demasiada y limitarse únicamente a hablar de la marca, sin entrar en opiniones personales.

Otra opción que podemos tener es convencer a un banco o a un inversor de tu negocio para que se embarque en nuestra aventura. Para ello, necesitamos un modelo para nuestro negocio bien explicado y presentado.

Más consejos

– Descuentos a cambio de publicidad. Podemos ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de acceder a un descuento en el servicio o producto a cambio de una publicación en su red social. En este sentido, hemos de localizar bien al objetivo y evaluar el impacto en esa red. Si tiene 2 seguidores, probablemente no sea un buen negocio para nosotros. Lo ideal es que tenga una cantidad considerable de seguidores y una cantidad inferior en personas que sigue. Es el baremo perfecto para medir el nivel de popularidad del usuario. Si tuviera cien seguidores y estuviera siguiendo a 10.000 personas, no es una cuenta influyente.

– No invertir demasiado en la web. Es bueno tener metas ambiciosas y desarrollar un plan para llegar a ellas. Pero también hemos de vivir la realidad al mismo tiempo. Puede que al inicio no sea lo mejor gastarnos todo el dinero en tener la mejor página web del mercado. Tampoco sería lógico empezar en un local de 200 metros en pleno centro de la capital. Normalmente se comienza en un local más pequeño, cerca del centro, accesible pero a buen precio. Según nuestro negocio vaya creciendo, vamos incorporando esas mejoras. No quememos etapas. Al conducir un coche, se arranca en primera; si lo hacemos en sexta marcha lo calamos. Hay que escuchar al motor y ver cuando «pide más», lo mismo que con el negocio.

ideas de negocio

Ideas de negocio y gestión

– Control de gastos. Al margen de si se trata de un céntimo o un euro, hemos de llevar el registro pertinente para controlar todos los gastos. Si vamos haciendo cálculos a ojos, los meses se nos van a hacer muy cortos. La contabilidad es una parte importante para transformar las ideas de negocio a algo real. Podemos ayudarnos de diferentes programas que son útiles para gestionar y seguir de cerca los gastos del negocio. Esta es un hábito innegociable y trascendental, si queremos ganar dinero.
– Gastos personales. Si queremos ser emprendedor, hemos de cambiar la mentalidad de cobrar los primeros días del mes una cantidad fija. En base a ello, actuaremos en consecuencia. Si vamos justos de dinero, es conveniente recortar gastos dentro de nuestros hábitos de consumo. Para ello, es aconsejable analizar todos los gastos, anotarlos en un papel y ver cuáles son necesarios o se pueden recortar.

– Plan de negocio. Como hemos dicho en varias ocasiones, por muy buena que sea la idea, necesita un plan. Muy difícilmente recorreremos un camino que no está marcado, ya que estaremos condenados a la improvisación. En algunos casos, si hace falta esa pequeña parte de decisión rápida e imaginación, pero solamente es un porcentaje escaso. Para el resto de ocasiones o cuando nos entren dudas, la mejor ayuda es aferrarse al plan que hemos confeccionado. Si este modelo de negocio es bueno, vamos a poder identificar nuestra situación y seguir el plan. De lo contrario, si es un mal plan, estaremos condenados al fracaso.

– Mentalidad. Puede que una idea no vea la luz o tarde años en conseguirlo. Los factores que influyen son innumerables. Los más importantes y que están en nuestro poder son la capacidad de convicción a otras personas, la confianza en nosotros mismos y la preparación. Durante el proceso, atravesaremos momentos complicados y buenos en los que nuestra moral es completamente una montaña rusa. Se ha de tener la mentalidad adecuada para equilibrar esos cambios y que no nos afecten. Es parte del proceso y en los momentos malos vamos a necesitar esa fé en nuestro proyecto para seguir adelante.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas