Management en positivo – Lo que has de saber

0 2

Puede que en alguna ocasión hayas escuchado hablar del management en positivo pero no sepas realmente qué significa o en qué consiste. Por ello, a lo largo de este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber al respecto.

En primer lugar se debe partir de la base de que la función principal de toda persona que tiene una posición directiva es la de de lograr el liderazgo, es decir, la condición de líder. Sin embargo ¿qué es realmente un líder?, su definición ha ido variando con el paso del tiempo, evolucionando hasta poder definirlo como la persona capaz de conseguir un liderazgo emocional sobre otras personas.

Entre las principales funciones de un líder esta la capacidad que este pueda tener para poder transmitir los valores de una empresa, establecer estrategias, supervisar al personal, marcar objetivos y determinar la forma de ejecutarlos, la comunicación o el desarrollo de equipos, entre otras cualidades. Sin embargo todo ello debe estar basado en un liderazgo emocional, el cual se puede conseguir a través del denominado management en positivo.

Qué es el liderazgo

Para poder entender qué es el management en positivo primero es fundamental tener claro qué es el liderazgo. El liderazgo emocional es una forma de management, pero solo se podrá ejecutar con la existencia de un líder emocional, entendiendo como tal a aquella persona que cuenta con determinadas habilidades, como son:

  • Empatía
  • Asertividad
  • Pensamiento positivo
  • Humildad
  • Mentoring
  • Empoderamiento
  • Capacidad de control y gestión sobre sus propias emociones.

Un líder emocional cuenta con estas características que son fundamentales y , a partir de su conocimiento se puede evaluar qué es el management en positivo o emocional. Este, principalmente es el management en el que el líder es capaz de aportar su gestión emocional propia y de las personas que lo rodean al resto de funciones del liderazgo.

Principales características del management en positivo

Entre las principales características del management en positivo cabe destacar las siguientes:

  • Ser capaz de ver soluciones y oportunidades en aquellas ocasiones en las que surge algún tipo de problema.
  • Colaborar de manera activa para tratar de ejecutar los diferentes trabajos y conseguir los objetivos marcados.
  • Ser capaz de poder detectar el talento y promocionarlo para sacarle el máximo partido.
  • Anticiparse y percibir los estados de ánimo y actitudes que pueden ser contraproducentes para una persona, así como para la propia empresa. Se deben detectar las causas y hacerles frente para resolverlas.
  • Conseguir que la cultura de la compañía y sus valores se interiorice en sus trabajadores. Al mismo tiempo deben ser estos quienes la defiendan y compartan.
  • Optar por una gestión de personas basada en la empatía, la cercanía y la humildad.
  • Ejercer de mentor a la hora de llevar a cabo la gestión de equipos, consiguiendo así transformar las habilidades en competencias.
  • Delegar y dar una mayor autonomía al grupo de trabajo, motivándoles para conseguir los mejores resultados.

El management en positivo busca que las personas sean capaces de dar la mejor versión de sí mismas para conseguir los mejores resultados, en este caso aplicado al mundo empresarial. En ello no solo tiene influencia el dinero, sino también el aspecto emocional. Las personas son emociones y esto debe estar muy presente en todos los ámbitos, incluido en el trabajo.

Ideas de management en positivo

Existen diferentes formas de poder desarrollar un management en positivo, siendo algunas de ellas formas las siguientes:

  • Admirar desde el silencio y la tranquilidad a otras personas dignas de admirar.
  • Tratar de apostar por la innovación como desafío personal.
  • Las cadenas de inspiración tienen una mayor fortaleza que las de mando.
  • Dar oportunidades dentro de ámbitos de confianza.
  • La actitud y la pasión deben estar muy presentes, incluso por delante de la estrategia.
  • Una empresa crecerá de la manera apropiada si también lo hacen sus empleados, clientes, accionistas y la sociedad.
  • Se debe dedicar mayor tiempo al talento frente al no – talento.
  • Prestar mayor atención a las personas comprometidas con el objetivo común.
  • Contratar a personas que en algún aspecto son mejores que nosotros.
  • Ser capaces de acoger la diversidad.
  • Tomar más decisiones y reducir lo máximo posible las reuniones.
  • No  repetir aquello que ya se ha mencionado con anterioridad en una reunión.
  • Ser capaz de mirar a los clientes de forma directa, aunque resulte complicado.
  • Tratar de prevenir las urgencias, antes de que realmente lo sean.
  • Saber escuchar, ya que es clave en la comunicación tanto interna como externa.
  • Apostar por la humildad para ser perseverante y constante.
  • Tener la capacidad de adaptarse a las diferentes circunstancias.
  • Apostar por una estrategia basada en las propias personas.
  • Dejar a un lado la mediocridad y apostar por la autenticidad.

Estas y otras muchas afirmaciones deben estar muy presentes por todas aquellas personas que se encuentran interesadas en desarrollar un modelo basado en el management en positivo. No obstante, hay que tener en cuenta que muchas de estas capacidades y habilidades están intrínsecas en las personas, mientras que otras muchas se pueden adquirir, aunque para ello hará falta una predisposición que no todo el mundo es capaz de tener.

¿Te ha gustado?
También podría gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer mas